5 consejos prácticos para organizar una mudanza

5 consejos prácticos para organizar una mudanza

A principios del año pasado tomamos dos decisiones importantes: tener un hijo y mudarnos de ciudad. Si, así somos nosotros, puestos a hacer cambios los hacemos a lo grande. La idea de tener un hijo me ilusionaba, la idea de la mudanza me ponía el vello de punta.

Llevábamos más de doce años viviendo juntos en esa ciudad, yo algunos más sola. Fue la ciudad donde nos compramos nuestra casa y empezamos a formar nuestra familia. Gordito nació allí. Pero había llegado el momento. Aunque la primera vez que mi marido me sugirió la idea de mudarnos me pareció una auténtica locura, pensando en frío y meditando llegamos a la conclusión de que había que hacerlo.

Tomamos la decisión principalmente por Gordito, él echaba muchísimo de menos a la familia y queríamos darle la oportunidad de criarse cerca de ellos. Conforme fue creciendo las visitas que hacíamos una vez al mes más o menos a nuestra ciudad de origen para ver a nuestros familiares le sabían a poco, volvía siempre triste y llorando por tener que volver a casa.

Nuestra mudanza

Decisión tomada, nos mudados, cuando Gordito acabe el cole nos vamos. Pero ahora quedaba lo más engorroso, os imagináis la cantidad de cosas que se pueden acumular en tantos años? Seguro que sí, pensar en ordenar, empaquetar y trasladar todo aquello me daba escalofríos. Además el embarazo llegó unos meses más tarde de haber decidido mudarnos, por lo que cuando llegó la hora de la verdad yo estaba embarazada de 4 meses.

Nosotros nos trasladamos de provincia pero dentro de la misma comunidad autónoma. Unos 350 kilómetros separaban nuestra casa de nuestro nuevo destino. Nos mudamos sólo con nuestras pertenencias (aunque no eran pocas😅). No nos llevamos ningún mueble, electrodoméstico ni nada excesivamente voluminoso o pesado, por lo que pudimos prescindir de contratar una empresa de mudanzas. Lo organizamos todo nosotros solos y además intentamos hacerlo de la forma más económica posible.

Odio las mudanzas, así que si vosotros también voy a compartir algunos consejos que a mi me funcionaron y me hicieron la vida algo más fácil.

1. Planifica con tiempo

Si es posible y tienes tiempo antes de hacer la mudanza,organízate y ve trabajando en ella, aunque creas que aún queda mucho el tiempo pasa demasiado rápido y antes de que te des cuenta habrá llegado el de día “M”, así que todo lo que hayas podido hacer con antelación luego te será de gran ayuda.

Nosotros teníamos meses por delante antes de irnos pero cada viaje que hacíamos al pueblo aprovechábamos para dejar allí cosas que sabíamos que no íbamos a usar. Por ejemplo, al hacer el cambio de armario de la ropa de invierno a primavera, toda la ropa de invierno que ya en nuestra ciudad no volveríamos a necesitar la fuimos empaquetando y llevando a nuestra nueva ciudad. Teníamos la suerte de poder dejar las cajas en el trastero de un familiar, pues aún no teníamos casa. Si tú no tienes esa posibilidad puedes ir almacenando las cajas en algún rincón de casa donde no te estorben mucho.

2. Dona. Tira. Vende.

Cuando tienes que empaquetar todas tus pertenencias es cuando te das cuenta de todas las cosas innecesarias que vamos acumulando sin darnos cuenta. Es la hora de hacer limpieza.

Toda esa ropa que ya no te gusta o que no te queda bien, que hace años que no te pones y que casi ni recordabas q tenías, dónala.

Seguro q encuentras muchas cosas que ya no usas, que están viejas o en mal estado pero que aún así guardabas no sabes muy bien por qué. Ahora es el momento, tíralo, no mires atrás.

Y todo aquello que no usas o que ya no necesitas pero que se puede seguir usando por estar en buen estado, puedes ponerlo en venta en algunas de las páginas o apps de compra venta de segunda mano. Simplificarás tu vida, ahorraras espacio y cajas en la mudanza y puede que te saques un dinerillo extra.

Son cosas que deberíamos hacer más a menudo, al menos yo acumulaba infinidad de cosas sin sentido. Una mudanza es un buen momento para cambiar eso, para empezar de nuevo de forma más minimalista. Como dice el poema de Jorge Luis Borges “si pudiera volver a vivir viajaría más liviano…”

3. Etiqueta

Todo. Yo cada vez que cerraba una caja apuntaba en uno de sus laterales cada cosa que había metido en ella. Por ejemplo si terminaba una caja de cosas de la cocina, la rotulaba como COCINA, pero además también apuntaba lo que iba dentro: cubiertos/manteles/servilleteros… y así lo hice con todas.

Al principio puede que te parezca una tontería escribir tanto. Puedes pensar  que te acordarás donde has guardado cada cosa. Pero créeme si te digo que te alegrarás cuando llegues a tu destino y tú hijo necesite con urgencia su camión favorito y no tengas que andar buscando y abriendo todas las cajas en las que solo escribiste JUGUETES.

4. El transporte

Nosotros nos mudamos sin los muebles, así que pudimos prescindir de contratar un camión de mudanzas. Pero de todas formas, y aunque lo fuimos haciendo con tiempo era imposible transportar todo solo en nuestro coche. Así que cuando mi marido nos dejó instalados en nuestro nuevo hogar él volvió y alquiló una furgoneta. Buscamos la opción más económica en internet y en un solo viaje se trajo todas las cajas y las cosas que por ser más voluminosas no habíamos podido transportar en el coche. Yo, por estar embarazada, me libre de la parte dura de la mudanza.

5. No te agobies

Una mudanza es algo duro, engorroso, llegar a tu nueva casa y tener todo repartido en cajas es un fastidio. Desempaqueta primero las cajas con lo necesario para el día a día. Acomódate, encuentra tu lugar y poco a poco irás colocando lo demás. Aunque ahora te parezca mentira llegará el momento en que todo esté en su sitio y no vuelvas a ver una caja.

Aunque puede ser que para entonces quizás ya debas volver a mudarte😂

Comparte

2 comentarios en “5 consejos prácticos para organizar una mudanza

Deja un comentario