Alergias e intolerancias

Ya os conté aquí que Gordito es alérgico a las proteínas de la leche de vaca. Es muy frecuente confundir esta alergia con la intolerancia a la lactosa, quizá también porque la intolerancia es más conocida.
Sin embargo se trata de dos entidades muy distintas.
– La intolerancia a la lactosa no es una alergia. El aparato digestivo de estas personas carece de la enzima necesaria para asimilar la lactosa, que es el azúcar de la leche, lo que les produce malestar, diarreas, digestiones difíciles, entre otros síntomas digestivos.  Estos síntomas se solucionan consumiendo productos lácteos sin lactosa, que se encuentran fácilmente en los supermercados. La intolerancia suele aparecer con más frecuencia en adultos.
– La alergia a las proteínas de la leche de vaca no se debe a ninguna anomalía en el sistema digestivo, sino que se trata de una respuesta exagerada del sistema inmunológico a las proteínas de la leche. El sistema inmune (las defensas) interpreta de forma equivocada que las proteínas de la leche son un producto peligroso, iniciando inmediatamente la reacción alérgica del organismo que puede llegar a ser muy grave, poniendo incluso en peligro la vida si se produce un shock anafiláctico.
Los síntomas no son sólo digestivos, como en la intolerancia, también se pueden producir reacciones en la piel e incluso alteraciones respiratorias, además de picores, hinchazón en los labios, garganta, ojos…
Los alérgicos no pueden tomar ningún producto lácteo ni derivados, tampoco los productos sin lactosa pues aunque les quiten la lactosa siguen poseyendo proteínas de la leche. Hay que ser muy estrictos con la dieta pues ya hemos visto que no sólo les puede producir diarrea, vómitos o un malestar o dolor abdominal como en la intolerancia, sino que puede tener consecuencias más graves y peligrosas.
La alergia sí es más frecuente en niños y bebés que en adultos, sin embargo suele desaparecer con la edad. Si se cumple la restricción dietética se puede ir reintroduciendo progresivamente la leche de vaca, siempre de manera muy controlada y en el hospital, para controlar posibles reacciones adversas. Normalmente esto se produce entre los 3-4 años de edad.
¿Conocíais estas alergias e intolerancias?
Comparte

9 comentarios en “Alergias e intolerancias

  1. A nosotros aún no nos han explicado como lo harán, por ahora estados tanto él como yo con dieta exenta de lácteos, pero por lo que sé se hace en el hospital bajo supervisión del especialista por así se da alguna reacción grave, pero normalmente no es necesario ingresar. Empiezan dándole pequeñas cantidades de leche, primero sólo unos pocos mililitros. Si no hay reacción en una hora van aumentando la dosis de leche y así durante unos cuantos días hasta que se observa si hay o no tolerancia. Si no funciona pues normalmente te proponen unos cuantos meses más de dieta sin lácteos y entonces volver a intentar la introducción.Espero haberme explicado bien! Ya os contaré mejor cuando nos toque a nosotros,Besos!

  2. A nosotros aún no nos han explicado como lo harán, por ahora estados tanto él como yo con dieta exenta de lácteos, pero por lo que sé se hace en el hospital bajo supervisión del especialista por así se da alguna reacción grave, pero normalmente no es necesario ingresar. Empiezan dándole pequeñas cantidades de leche, primero sólo unos pocos mililitros. Si no hay reacción en una hora van aumentando la dosis de leche y así durante unos cuantos días hasta que se observa si hay o no tolerancia. Si no funciona pues normalmente te proponen unos cuantos meses más de dieta sin lácteos y entonces volver a intentar la introducción.Espero haberme explicado bien! Ya os contaré mejor cuando nos toque a nosotros,Besos!

  3. Te has explicado de maravilla, yo conocía los dos casos pero de oídas, pero tú lo has dejado clarísimo. A mi también me tuvieron un mes sin lácteos por la sospecha pero finalmente resultó ser otra cosa, a ver si me animo y lo cuento un día en un post. Un beso!

  4. Te has explicado de maravilla, yo conocía los dos casos pero de oídas, pero tú lo has dejado clarísimo. A mi también me tuvieron un mes sin lácteos por la sospecha pero finalmente resultó ser otra cosa, a ver si me animo y lo cuento un día en un post. Un beso!

Deja un comentario