Clases de refuerzo online tras la vuelta al cole

Llegó la vuelta al cole y tras unos días de adaptación toca volver de nuevo a madrugar, a las aulas y a la rutina. Tras un largo verano, todos en casa afrontamos el nuevo curso con ganas e ilusión. En estos días toca cuadrar horarios de colegio, trabajo y extraescolares, ¡no resulta nada fácil! Por todo ello estoy pensando en clases particulares online. ¿Os lo habéis planteado alguna vez?

La vuelta al cole

Septiembre ha llegado y con él el fin del verano y la vuelta al cole. Yo reconozco que estaba deseando retomar la rutina, ya sabéis que adoro el otoño y esta época del año. Mis peques, por fortuna, también estaban deseando volver al cole y reencontrarse con los amigos.

Este año el mayor comienza 4º de Primaria y el peque 2º de Infantil. ¿Cuándo han crecido tanto?

Y es que desde que soy madre el tiempo vuela y este mes se ha convertido también en unas semanas llenas de actividades, colas y prisas. Reuniones en el cole, colas para comprar el material escolar, horas etiquetando libretas, ropas y lápices, búsqueda de extraescolares, agendas y horarios que no cuadran por muchas vueltas que le demos.

Sí, septiembre también es un mes estresante en este aspecto. Estos días ando pensando en, si fuera necesario, recurrir a clases particulares online para Gordito, mi hijo mayor. Cuantas más vueltas le doy, ¡más ventajas le veo!

Clases particulares, ¿sí o no?

En alguna otra ocasión ya os he contado, aquí en el blog, mi opinión sobre las actividades extraescolares.

Actualmente, Trasto, cuando ya está cerca de cumplir 4 años, aún no ha acudido a ninguna actividad extraescolar. El año pasado fue su primer año en el cole, y con la situación de la pandemia por coronavirus, no nos atrevimos a apuntarlo a ningún sitio. Este año creo que tampoco lo haremos.

Sin embargo, Gordito ya es mayor. Va a cumplir nueve años y él mismo ya demanda este tipo de actividades. Le encanta aprender y hacer cosas. Desde el año pasado acude dos tardes en semana al Conservatorio y está muy contento.

niña haciendo los deberes del colegio

En cursos anteriores no ha necesitado acudir a clases de refuerzo, pero las cosas cada año son más difíciles, hay más exigencia y pienso que en algún momento le pueden venir muy bien.

Yo misma, de pequeña, acudía a clases particulares de algunas asignaturas y me servía mucho.

Las ventajas de las clases particulares online

Lo cierto es que me descompongo ante la idea de que necesite clases de refuerzo. No por el hecho de necesitarlas, ni mucho menos, el problema es el tener que cuadrar un horario más entre las demás actividades y nuestro trabajo.

Su padre y yo trabajamos desde casa, aunque eso no implica que tengamos plena disponibilidad, porque el trabajo, sea como sea, hay que hacerlo.

También está el hecho de que acudir fuera de casa a otra actividad más, aun significa multiplicar el riesgo de contagio al aumentar los contactos. La situación con el virus está ya algo mejor que el año pasado, pero aún no debemos bajar la guardia. Nosotros aún menos, que tenemos en casa una persona inmunodeprimida.

Por todo ello creo que las clases particulares online serían la solución, e imagina que también para muchas otras familias. La tecnología, en este caso, está de nuestra parte y puede ser un gran apoyo.

niño asistiendo a una clase online

Másqueclases

Másqueclases puede ser la clave para la organización de muchas familias. Se trata de una organización dedicada a la actividad educativa, cuyos servicios más importantes incluyen clases particulares a domicilio en Madrid a alumnos de todos los niveles de enseñanza: Primaria, ESO, Bachillerato, Formación Profesional e incluso la Universidad.

Pero Másqueclases también ofrece clases particulares online, a alumnos de toda España, con una atención totalmente personalizada con profesores con una excelente formación y gran experiencia.

¿La gran ventaja? Poder recibirlas directamente en casa, sin tener que hacer malabares con los horarios y perder tiempo en desplazamientos. Puedes escoger el horario que mejor os convenga y marcar el ritmo de las clases según las necesidades. Si un día te viene mal, las clases online se pueden cambiar de forma flexible. ¡Es todo lo que necesitaríamos!

¿Otra ventaja? Acudir a clase a través de la tablet o el ordenador hace solo unos años era algo impensable. Pero el coronavirus también cambió todo esto y durante el confinamiento, el peque se acostumbró a asistir a clases online y a hacer tareas y ejercicios a distancia. Era algo novedoso para él y le gustaba.

Recibir clases de refuerzo online le gustaría y estoy convencida de que representaría una motivación extra para aprender de forma amena y entretenida. ¡Creo que lo probaremos!

Contadme vosotros, ¿qué pensáis de las clases particulares online? ¿vuestros hijos acuden a clases de refuerzo? ¡Todas vuestras experiencias y consejos serán bienvenidos!

Deja un comentario

Vas a dejar algunos datos para poder comentar, así que según la ley RPGD te doy los detalles del guardado de tus datos:

  • Responsable: Maria Mesa
  • Finalidad: para que puedas aportar tu comentario (gracias) y en caso de que marques la casilla de suscripción, enviarte por mail mis últimos post.
  • Legitimación: tu consentimiento
  • Destinatarios: tus datos son almacenados en los servidores de Webempresa, cumplidores de la ley RPGD y con servidores en España
  • Derechos: puedes acceder, modificar, limitar o eliminar tus datos cuando quieras