como elegir el nombre del bebe

Cómo elegir el nombre del bebé

Cuando una pareja está esperando un bebé, tiene por delante 9 meses de espera, emociones, dudas, descubrimientos y decisiones. ¡Hay tantas cosas qué decidir! ¿Lactancia materna o artificial? ¿Cómo decorar su habitación? ¿Qué carrito comprar? serán algunas de las resoluciones que haya que tomar. Pero sin duda, una de las decisiones más importantes ante la llegada de un hijo es la de elegir el nombre del bebé.

Una decisión que debe ser bien meditada y tomada sin prisas, porque el nombre que elijamos para nuestro hijo lo acompañará durante toda su vida. Hoy os cuento cómo elegimos el nombre de nuestros hijos y las claves a tener en cuenta a lo hora de poner el nombre a tu bebé.

Así elegimos el nombre de nuestros hijos

Gordito y Trasto, mis hijos, evidentemente no se llaman así. Elegir sus nombres, en ambas ocasiones, nos costó bastante. Con Gordito no fue tan difícil y su padre y yo no tardamos demasiado en decidir cómo íbamos a llamarlo. Pero con Trasto fue muy complicado. ¡No nos poníamos de acuerdo! Ahora también su hermano opinaba sobre el nombre del futuro bebé. ¡Decidir un nombre que nos gustara a los 3 nos costó meses!

El nombre de mi primer hijo

Antes de quedarme embarazada por primera vez nunca me había parado a pensar seriamente en el nombre que me gustaría poner a mis futuros hijos, si los tuviera.

Pero desde el mismo momento en qué supe que iba a ser madre me gustaba pensar en el nombre que íbamos a ponerle. ¡Menuda decisión! Un nombre puede marcar tu vida. Debía ser bonito, sencillo, fácil de pronunciar y clásico.

Mi marido y yo decidimos esperar a conocer si era niño o niña para buscar el nombre. Cuando supimos que era un niño comenzó el debate. En unos pocos días logramos un consenso y Gordito pasó a tener su nombre. ¡Qué emocionante es ese momento! El momento del embarazo en qué puedes comenzar a referirte a tu bebé por su propio nombre es mágico, lo personifica y lo convierte en aún más real.

elegir nombre bebe

El nombre de mi segundo hijo

Con Trasto fue más complicado. Si hubiera sido una niña su nombre estaba decidido, pero resultó ser otro varón. El nombre que nos gustaba ya lo llevaba Gordito, ¡había que volver a decidir! Pero esta vez ya no éramos dos los que decidíamos. Gordito tenía muy claro también los nombres que le gustaban y los que no. ¡Y la mayoría de las veces que alguno de nosotros proponía un nombre no lográbamos coincidir los 3!

Como casi todo en el segundo embarazo, el tema de elegir el nombre también nos lo tomamos con más calma. Hasta que un día, cuando cumplía las 30 semanas de embarazo, alguien nos dijo un nombre y nos gustó a los 3. ¡Por primera vez estábamos todos de acuerdo! Así que no le dimos más vueltas, Trasto ya tenía nombre.

7 claves para elegir el nombre del bebé

Hay muchos factores a tener en cuenta a la hora de elegir el nombre del bebé. La decisión puede ser complicada y es un momento que casi siempre genera dudas e inquietudes en los futuros padres.

Por ello, si tú también estás buscando un nombre para tu hijo o hija, aquí te dejo una serie de claves para ayudarte a tomar esta decisión tan importante, que acompañara a tu pequeño el resto de su vida ¡y que tantas y tantas veces vas a repetir!

1. Busca inspiración

Todos queremos un nombre bonito para nuestros hijos. ¡Pero hay tantos nombres diferentes! Antes de decidirte por uno es buena idea abrir tu mente y buscar inspiración. Consulta el santoral, busca algún libro de nombres de bebé o consulta alguna web. Los listados de nombres para niños y niñas son enormes y quizá en ellos encuentres la inspiración que necesites.

Puede que no hayas reparado nunca en un nombre en concreto pero al verlo o leerlo sientas que así debe llamarse tu hijo.

2. Haz una lista con todos los nombres que te gustan

Te ayudará a tomar la decisión. Quizá un nombre te parece bonito pero mañana puede que ya no lo recuerdes. Haz una lista y ve apuntando en ella todos los posibles nombres. Si tu pareja hace otra lista luego podréis comprobar si habéis coincidido en alguno o no. ¡O podéis vetar alguno de la lista contraria!

3. Una vez creada la lista, ¡revísala!

Lee tu lista posible de nombres en voz alta. Primero cada nombre solo, luego cada nombre acompañado por los apellidos. Esto te permitirá comprobar la sonoridad del nombre. ¿Suena bien? ¿Combina el nombre junto con los apellidos? ¿Suena demasiado largo o corto? ¿Es difícil de pronunciar?

listas de nombres para niños

4. Ten en cuenta los nombres prohibidos

La ley establece prohibiciones referidas a aquellos nombres que pueden resultar ridículos, extravagantes, malsonantes o que tengan connotación negativa o irreverente. Aunque la mayoría de los padres no quiere un nombre así para su hijo, ¿verdad?

Por otra parte, todos tenemos un nombre que nos recuerda a una persona que nos cae mal o nos ha hecho daño y que nunca pondríamos a nuestro hijo. Pregunta a tu pareja que nombres le trae malos recuerdos y junto a los tuyos, añádelos a la lista de nombres prohibidos.

5. Seguir o no las tendencias

Hay ciertos nombres que en determinadas épocas se ponen de moda. En el Instituto Nacional de Estadística puedes consultar la lista de los nombres más populares de los últimos años. Puede que no te guste que en el futuro tu hijo comparta clase con 5 niños que lleven su mismo nombre.

Aunque a muchos padres les gusta seguir las tendencias o poner a sus hijos el nombre del personaje de actualidad o del protagonista de la serie de moda. Otros padres huyen de esto y deciden buscar otro nombre más original o menos escuchado. Es vuestra decisión, aunque te recomiendo que lo medites bien. Quizá lo que hoy te gusta muchísimo dentro de unos años te parezca horrible.

6. ¿Y las tradiciones?

En muchas familias es tradición poner a los hijos el mismo nombre que ya ha sido puesto en varias generaciones. ¿Cuántas personas conoces que llevan el mismo nombre de su padre, de su abuelo y así hasta casi perderte en el árbol genealógico?

La elección debe ser de los padres, si te gusta ¡adelante! Pero no te sientas presionado a hacerlo si no te gusta.

7. Tómate tu tiempo

No te apresures. Hay tiempo. Un embarazo normal dura 40 semanas. Tiempo más que de sobra para hacer listas, buscar y llegar a un consenso en familia. Tómatelo con calma. Hay quién incluso espera a ver la carita de su bebé para decidir su nombre.

Sea como sea, piénsalo, medítalo, pronúncialo muchas veces. Sabrás cuando hayas dado con el nombre perfecto para tu bebé. Con ese nombre que ya siempre será tu preferido porque será el nombre de la persona que más amarás en la vida.

Ahora es tu turno. Cuéntame ¿te gustan los nombres modernos o clásicos? ¿qué nombre te gustaría ponerle a tu futuro hijo? Si ya tienes hijos ¿cómo elegiste su nombre?

Comparte

Deja un comentario

Vas a dejar algunos datos para poder comentar, así que según la ley RPGD te doy los detalles del guardado de tus datos:

  • Responsable: Maria Mesa
  • Finalidad: para que puedas aportar tu comentario (gracias) y en caso de que marques la casilla de suscripción, enviarte por mail mis últimos post.
  • Legitimación: tu consentimiento
  • Destinatarios: tus datos son almacenados en los servidores de Webempresa, cumplidores de la ley RPGD y con servidores en España
  • Derechos: puedes acceder, modificar, limitar o eliminar tus datos cuando quieras