mascarillas para niños uso

Mascarillas para niños. Guía de uso

Las mascarillas se han convertido en un accesorio más que ponernos al salir de casa. Si nos hubieran dicho esto hace solo unos meses nos hubiera parecido una locura. Pero ahora todo ha cambiado y surgen muchas dudas: ¿cómo deben ser las mascarillas para niños? ¿cómo deben usarlas y cuándo? ¡Quédate y te cuento!

Uso de mascarillas

Llevamos semanas viviendo una situación excepcional, sin lugar a dudas, días raros y tristes en los que el coronavirus ha puesto el mundo en pausa. Con las distintas fases de desescalada algunas actividades han comenzado de nuevo a funcionar y también los niños pueden salir de casa.

Pero el virus aún no ha sido vencido, siguen los contagios y siguen muriendo muchas personas debido al Covid-19. Tardaremos en recuperar la vida tal y como la conocíamos antes; mientras, todo el país intenta alcanzar esa ansiada «nueva normalidad».

Tenemos que seguir tomando medidas de protección que nos ayuden a frenar los contagios. A lo largo de estas semanas de estado de alarma el Gobierno ha cambiado de opinión en varias ocasiones sobre la necesidad o no de que la población general use mascarillas.

Con el paso de las semanas y la expansión del virus incluso la OMS (Organización Mundial de la Salud) ha variado sus recomendaciones sobre el uso de mascarillas, que en un principio solo contemplaba su empleo por personas enfermas o en contacto con alguien enfermo.

Las mascarillas deben ser una medida de prevención complementaria y no un reemplazo del resto de medidas de seguridad e higiénicas recomendadas

coronavirus epidemia mascarilla

Medidas de prevención contra el virus

Ahora el Gobierno ya ha declarado el uso obligatorio de mascarillas a los viajeros que utilizan el transporte público y admite que es altamente recomendable su uso por la población general también en el resto de espacios públicos.

Las mascarillas han llegado para quedarse, al menos un tiempo, por lo que es necesario saber utilizarlas correctamente.

Los primeros días después de la declaración del estado de alarma y la orden de confinamiento en nuestro país, incluso antes, era prácticamente imposible conseguir una mascarilla. Estaban agotadas en todos las farmacias y establecimientos y si lograbas encontrar una el precio era prohibitivo. Pero desde hace unas semanas, el Gobierno ha regulado el precio de las mascarillas y se ha regulado el abastecimiento.

No es complicado encontrar una mascarilla en tu farmacia o incluso en tu supermercado. Algunos Ayuntamientos también han repartido algunas unidades entre sus vecinos.

No hay excusa para no protegerte y proteger a los demás. Este virus debemos vencerlo entre todos.

mascarillas para niños

Caja con 50 mascarillas desechables para niños

Estampado azul con motivos infantiles

VER PRECIO

coronavirus en menores

10 mascarillas tamaño infantil

Diseño especial de 3 capas

VER PRECIO

¿Qué tipos de mascarilla hay?

Para simplificar, podemos hablar de la existencia de tres los tipos diferentes de mascarillas que podemos utilizar en la situación actual.

Mascarillas higiénicas

Son las más comunes, también llamadas de barrera. Son las mascarillas recomendadas para la población general. Su objetivo es el de reducir el riesgo de transmisión del virus desde la boca o nariz de las personas no enfermas o asintomáticas.

Usándolas estamos protegiendo a los demás, que si también la utilizan nos protegerán de esta forma también a nosotros.

El uso de mascarillas higiénicas debe ser siempre complementario al resto de medidas higiénicas recomendadas. No deben sustituir al lavado de manos frecuente ni al distanciamiento social necesario.

En la propia web del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo puedes encontrar las recomendaciones y guías para fabricar tu propia mascarilla higiénica en casa.

Podemos encontrar dos tipos de mascarillas higiénicas:

– Mascarillas higiénicas no reutilizables:

Como su propio nombre indica, son de un único uso. Se rigen por la especificación UNE 0064-1 (para adultos) y la UNE 0064-2 (para niños)

– Mascarillas higiénicas reutilizables:

Regidas por la especificación UNE 0065 tanto para adultos como para niños. El material con el que están fabricadas soporta el lavado y la desinfección permitiendo así su reutilización.

Mascarillas quirúrgicas

Desechables y de un solo uso. Se recomienda el uso de estas mascarillas a personas enfermas, con síntomas o a las personas positivas asintomáticas.

Mascarillas autofiltrantes o mascarillas EPI

Son las conocidas como mascarillas FFP. Son mascarillas de alta eficacia que contienen un filtro de micropartículas que protege al usuario frente a la inhalación de determinados contaminantes.

Se consideran EPI (equipo de protección individual) y se clasifican según su rendimiento

– FPP1:

Aseguran una filtración mínima del 78%

– FPP2:

Filtración mínima del 92%

– FPP3:

Aumenta el grado de filtración mínima hasta el 98%

El Gobierno ha desaconsejado el uso de las mascarillas FPP2 en la población general, recomendando solo su utilización por profesionales en contacto con el virus y para colectivos vulnerables.

¿Qué mascarillas son adecuadas para los niños?

Mientras sigue el debate sobre la obligatoriedad o no de usar mascarillas por la población general, podemos animar a nuestros hijos a usar mascarilla en sus salidas a la calle. Quizá sea bueno y útil que se vayan acostumbrando a su uso. Algo me hace pensar que acabaran siendo de uso obligatorio en muchas circunstancias. ¿Qué opináis sobre esto?

mascarillas para niños

Debemos recordar también que el uso de mascarillas no está recomendado en niños menores de 3 años o por menores que no tengan la autonomía o la coordinación de poder quitárselas en caso de sensación de asfixia o ahogo.

Pero en niños mayores de esa edad creo que puede resultar beneficioso el uso de mascarillas. Mi hijo pequeño tiene 2 años y no la usa, pero Gordito, mi hijo mayor tiene 7 y en cada salida de casa siempre lleva puesta una mascarilla para niños.

Por tanto, las mascarillas higiénicas serían las recomendadas para niños y niñas. Podemos encontrar mascarillas infantiles en farmacias o diferentes establecimientos, pero si no las encontramos también podemos adaptar una mascarilla higiénica para adultos de forma que puedan ser utilizado por los menores.

¿Cómo convencer a los niños de usar mascarilla?

Aunque parece que la infección por coronavirus en niños cursa de forma más leve que en los adultos, no hay que olvidar que los niños también pueden contagiarse. Del mismo modo pueden ser portadores asintomáticos de la enfermedad y pueden contagiar a otras personas.

Por ello, incluso la AEPED (Asociación Española de Pediatría) recomienda el uso de mascarillas en las salidas al exterior de los niños mayores de 4 años.

Pero muchos niños pueden sentir miedo, inseguridad o aprensión ante las mascarillas. Es lógico. Incluso a mí, a mis casi 38 años, cada vez que salgo a la calle me sigue impresionando el hecho de ver a la mayoría de las personas llevando mascarilla. Imagino lo raro y difícil que puede resultar para un niño.

medidas de prevención coronavirus

Una situación nunca antes vista

Antes de esta pandemia muchas personas quizá nunca hubieran visto o llevado una mascarilla en toda su vida. Las mascarillas eran un objeto que asociábamos con médicos, dentistas o personal sanitario. Puede que también con los ciudadanos chinos que las usaban en sus calles para protegerse de la contaminación de sus ciudades.

¿No has notado a veces la sensación de estar viviendo una película?

Era impensable pensar en una situación parecida a la que estamos viviendo, con mascarillas en cada hogar, cruzándote con tus vecinos en la calle sin poder observar su sonrisa o su gesto debido a que gran parte de su rostro está tapado por una mascarilla. Yo a veces aún me sobrecojo al ir por la calle y ver esa imagen, más propia de una película que de la vida real.

Por ese motivo debemos ponernos en el lugar de los niños, resolver todas sus dudas y explicarles la situación.

¿Cómo pueden reaccionar los niños ante las mascarillas?

Su reacción dependerá de muchos factores, entre ellos la edad y el grado de madurez. Cuanto mayores sean los niños más fácil será para ellos comprender la magnitud de la situación y la importancia de tomar medidas de precaución.

Los niños han demostrado una gran capacidad de adaptación durante esta pandemia, pero pueden sentir miedos e incertidumbre ante tantos cambios

Una de las cosas que nos ha enseñado esta pandemia es la gran capacidad de adaptación de los niños. Muchos de ellos se han ido acostumbrando a ver personas con mascarillas en la tele, desde las ventanas de sus casas o en sus propios padres. Han ido asimilando poco a poco esta nueva realidad.

Para muchos menores el usar una mascarilla para niños puede, incluso, hacerles ilusión. Se sienten superhéroes ayudando a combatir el virus.

¿Por qué les asustan las mascarillas a los niños?

Pero otros mucho, sobre todo los más pequeños, pueden sentir miedo o mostrar rechazo. Ellos quizá también tengan asociado a las mascarillas con situaciones en las que lo han pasado mal: visitas al médico o al dentista, por ejemplo.

Los niños, desde que son bebés, observan los rostros de las personas que les rodean buscando las señales o los gestos que les hagan sentirse a salvo. Como las mascarillas ocultan gran parte del rostro, los niños no pueden ver esa sonrisa o ese gesto cómplice que les hacía sentirse seguros. Se pueden sentir desubicados o asustados.

Cómo podemos ayudar a los niños a que usen mascarilla

Usar palabras sencillas para explicarles la situación, el motivo por el que la gente lleva mascarillas y la importancia de respetar las medidas de seguridad para conseguir vencer al virus.

Contestar a todas sus dudas y preguntas, ofreciéndoles nuestro apoyo y comprensión.

Añadir las mascarillas para niños a sus juegos. Ponerle una mascarilla a sus peluches o a sus muñecos, jugar a ser médicos… El tener alguna mascarilla a su alcance mientras juegan favorecerá que las acaben viendo como un objeto cotidiano. También los padres podemos ver el uso que le dan y hacerles preguntas al respecto que nos ayuden a resolverles dudas o inquietudes : «¿Por qué le has puesto la mascarilla al muñeco? ¿Por qué crees que es importante?»

Los niños aprenden a través del juego, incluyamos las mascarillas en él.

como poner mascarilla a un niño

Hacer mascarillas juntos. Si nos decidimos por confeccionar nuestras propias mascarillas caseras podemos incluirlos a ellos en el proceso. Depende de su edad nos pueden ayudar a coser, a recortar o simplemente a elegir el estampado de la tela.

Darle tiempo a acostumbrarse. Practicar el modo correcto de ponerse y quitarse las mascarillas para niños en casa les hará sentir más seguros a la hora de usarlas en la calle.

Explica el lado positivo de llevar mascarillas. No nos debemos centrar en lo negativo del virus o el miedo a la enfermedad. Podemos explicarles que hay un virus y que todo el mundo está haciendo cosas especiales para lograr vencerlo. Las mascarillas son nuestras aliadas, nos protegen y ayudan a que protejamos a los demás y de este modo lograremos echar el virus.

– Si aún así se niegan a llevarla o están continuamente tocando o moviendo su mascarilla no debemos obligarlos. Le daremos tiempo y lo intentaremos en otra ocasión. Tenemos que recordar que el lavado correcto y frecuente de manos y el distanciamiento social son las medidas de prevención más eficaces.

Cómo poner y quitar una mascarilla para niños

Las mascarillas son una gran medida de protección, pero de nada servirán si no las utilizamos de manera adecuada. Es importante respetar una serie de pasos tanto en para ponerla como para quitarla.

Si nuestros hijos no están preparados para seguir al pie de la letra estas recomendaciones seremos los padres los encargados de ponerles y quitarles la mascarilla, para asegurarnos su correcto uso.

Pasos para ponerse una mascarilla

  1. Antes de poner la mascarilla lávate las manos a conciencia, al menos durante 20 segundos con agua y jabón o en su defecto con un gel desinfectante o hidroalcohólico.
  2. Sostener la mascarilla por sus extremos y ajustarla a la cara, asegurándonos de que cubre nariz, boca y barbilla.
  3. Sujetar la mascarilla a las orejas o ajustarla alrededor de la cabeza de forma que quede ajustada al rostro.
  4. Ajustarla a la nariz y asegurarnos de que cubre la barbilla y que no quedan espacios entre el rostro y la mascarilla.
  5. Comprobar que está colocada correctamente y que no existen molestias respiratorias.
  6. Una vez ajustada no debemos tocar la mascarilla con las manos. Si necesitamos reajustarla o moverla por cualquier motivo nos volveremos a lavar antes las manos con agua o jabón o las frotaremos con el gel hidroalcohólico.

Qué no hacer con una mascarilla

– No debemos dejarla en posición de espera bajo la barbilla o en la frente durante o después de su uso

– No debemos usarla durante más de 4 horas.

– Debemos cambiarla o desecharla si la notamos húmeda o deteriorada

– No debemos usarla si está sucia o húmeda.

Pasos para quitarse una mascarilla

  1. Antes de quitarnos o tocarnos la mascarilla debemos lavarnos las manos con agua y jabón o desinfectarlas con gel.
  2. Retirar la mascarilla desde sus extremos, de atrás hacia adelante, evitando tocar su parte frontal.
  3. Desecharla de forma correcta en una bolsa de basura cerrada. Nunca tirarla al suelo. Si se trata de una mascarilla reutilizaba la colocaremos en un recipiente cerrado hasta su lavado y desinfección.
  4. Lavarnos las manos de nuevo después de su retirada.

La importancia de hacer un uso correcto de las mascarillas

Debemos ser plenamente consciente de la importancia de usar adecuadamente las mascarillas. Los pasos para su correcta utilización no son difíciles de seguir. Pero aún así, resulta desesperanzador y triste ver a tantas personas por la calle haciendo un uso incorrecto de las mascarillas: tocándoselas continuamente, dejando la nariz fuera, llevándolas en la barbilla, en la frente, hasta llevándolas en la cabeza he llegado a ver, como si de unas gafas de sol se tratara.

De nada servirá entonces su uso, pudiendo llegar a ser incluso perjudicial, pues nos da una falsa sensación de seguridad que puede provocar que se relajen la adopción de otras medidas de seguridad.

Los adultos debemos ser el ejemplo para nuestros niños. Si nos ven utilizar las mascarillas de forma adecuada ellos también lo harán.

distanciamiento social

No debemos obviar el resto de medidas de seguridad

Las mascarillas pueden ser un método de protección muy adecuado, sobre todo cuando no se puede guardar la distancia de seguridad, pero no por ello debemos obviar el resto de medidas de seguridad e higiénicas.

El correcto y frecuente lavado de manos y el mantenimiento de la distancia social de seguridad siguen siendo las medidas más eficaces para evitar la propagación y el contagio del virus

Por ello, sigamos insistiendo en ellas y hagamos un uso correcto de todas las medidas a nuestro alcance. Todos debemos poner nuestro granito de arena en esta lucha.

Contadme, ¿cómo han aceptado vuestros hijos las mascarillas para niños? ¿Las usáis en vuestras salidas de forma habitual? ¿Crees que su uso llegará a ser obligatorio?

Comparte

6 comentarios en “Mascarillas para niños. Guía de uso”

    • Sí, va a ser difícil… a mi peque es imposible ponérsela y supongo que les pasará lo mismo a un montón de niños… si es que hasta yo, cuando la llevo mucho rato me agobio. Qué complicado, porque a la vez es necesario para protegernos y proteger. Si todos los adultos la utilizáramos bien quizá ellos no tendrían que llevarla, pero eso sí que me parece complicado, he visto cada locura con las mascarillas por la calle 🙈🙈

      Responder
    • Lo de los superhéroes casi nunca falla! Mi mayor por ahora también lo lleva bien, incluso el no tocársela, que ahí tenía yo muchas dudas 😅, a ver si seguimos así. Un abrazo y gracias por el comentario!

      Responder

Deja un comentario