Síntomas de parto: ¿cuáles son las señales de parto en primerizas?

Durante las últimas semanas del embarazo, tanto nuestro cuerpo como nuestra mente se comienzan a preparar para ese momento tan esperado y deseado: el parto. Y es que, en ese tiempo, nuestro cuerpo nos va enviando señales de que el parto se acerca, pero ¿cómo identificarlas? ¿cuáles son los síntomas de parto?

Hoy te voy a contar todo lo que necesitas saber sobre las señales de parto en primerizas, para que puedas sentirte más preparada y confiada en ese momento tan importante. Por supuesto, también te contaré mi experiencia con los síntomas de parto: dos embarazos y dos experiencias muy, muy diferentes. ¡Sigue leyendo!

Sensaciones antes de ponerse de parto

Recuerdo como si fuera ayer la emoción y la ansiedad que sentía cuando miraba el calendario y veía cómo se acercaba el gran día. Y es que, es normal sentir sentir una mezcla de emociones antes de ponerse de parto, incluso si ya has tenido una hijo antes.

Yo sabía que el momento de conocer a mis pequeños estaba cerca, ¡los días pasaban inexorablemente y la fecha probable de parto estaba a la vuelta de la esquina! Pero, sobre todo en mi primer embarazo, me preocupaba no saber qué esperar.

Ahora lo pienso y me entra la risa pero, en aquellos momentos, una de las dudas que más me atormentaba era ¿cómo saber qué estoy de parto? Así que si tú también te estás haciendo esta pregunta, no te preocupes, ¡es normal!

La verdad es que no hay nada que pueda prepararte completamente para lo que sucederá durante el parto, pero tener información sobre los síntomas de parto días antes y sobre las sensaciones que puedes experimentar es muy útil y te puede ayudar a estar más tranquila y relajada durante las últimas semanas del embarazo.

Sentirse rara antes del parto, ¡es normal!

No eres un bicho raro. La mezcla de hormonas, los cambios en tu cuerpo, las dudas, las preocupaciones… ¡es completamente normal sentirse rara antes del parto!

Ansiedad antes del parto

Una de las sensaciones más comunes antes de ponerse de parto es la ansiedad. Y es que puedes sentirte ansiosa por muchas razones: por saber si realmente estás en trabajo de parto, por saber si estás preparada para el parto, por saber si tu bebé está bien… ¡son muchas cosas! Recuerda que es normal sentir ansiedad, pero que sigue siendo importante que cualquier duda la consultes con tu matrona o ginecólogo y que cuentes con las personas que te rodean para sentirte apoyada en todo momento.

Malestar previo al parto

También es completamente normal sentir malestar y sentirse incómoda antes de ponerse de parto. Tu cuerpo no deja de sufrir cambios y tu bebé tampoco deja de crecer. Puedes sentir dolores en la espalda, en la pelvis y otros síntomas incómodos.

Un consejo: recuerda descansar lo suficiente, mantenerte bien hidratada y hacer algo de ejercicio ligero para ayudarte a aliviar algunas de estas molestias.

mujer embarazada

Síntomas de parto en primerizas

¿Cómo se siente un día antes del parto? ¿Qué comienza a sentir la madre al llegar el momento del parto? ¿Con cuántas contracciones hay que ir al hospital?

Todas las mamás primerizas nos hacemos estas preguntas al final del embarazo. Es normal sentirse preocupada acerca de cómo identificar los síntomas del parto y cómo sabremos que es hora de dirigirse al hospital. Es posible que 24 horas antes del parto te encuentres genial pero, de pronto, comiences a notar estas señales claras y comunes de que el parto y sus fases se acerca. Veamos cuáles son para que puedas identificarlas cuando llegue el momento:

Contracciones

Las contracciones son una señal clásica de que el parto se está acercando. Es normal sentir algunas contracciones leves durante el embarazo, las conocidas como contracciones de Braxton-Hicks, que no suelen ser dolorosas pero en las que la barriga, de pronto, se pone muy dura, pudiendo causar molestias e incomodidad a la embarazada.

Pero las contracciones de parto son más intensas, frecuentes, regulares y, sobre todo, dolorosas. Por lo general, comienzan como una sensación de tensión en la parte inferior del abdomen, similares a los calambres que sentimos cuando tenemos la regla, que se pueden extender hacia la espalda.

A medida que se acerca el parto, las contracciones se vuelven más fuertes y más regulares, y pueden durar entre 30 y 60 segundos cada una.

En mi primer embarazo me daba miedo no saber identificar las contracciones. Ay, ¡ilusa de mí! Que no te engañen, lo normal no es ponerse de parto sin síntomas previos. Las contracciones duelen. Y duelen mucho. Un dolor como no has sentido nunca. ¡Ojalá descubrir cómo tener un parto sin dolor y rápido! Yo, evidentemente, nunca había tenido una contracción antes, pero en el momento en que comenzaron, aquel dolor me dejo bien claro lo que estaba a punto de suceder.

¿Con cuántas contracciones hay que ir al hospital?

Recomiendan ir al hospital cuando llevas al menos una hora con contracciones intensas y dolorosas cada 4 o 5 minutos, en las que cada contracción dura al menos 30 segundos.

¿Cuántos días se puede estar con contracciones antes del parto?

No hay una respuesta exacta, unas mujeres apenas estarán unas horas y otras pueden pasarse incluso 1 o 2 días con contracciones dolorosas, pero espaciadas, antes de ponerse de parto. Como dicen las abuelas, ¡ojalá tengas una horita corta!

MI EXPERIENCIA

En el primer embarazo, cuando comencé a sentir las primeras contracciones y veía que cada vez eran más frecuentes y dolorosas, en vez de ir al hospital, ¡me fui a dar un paseo! Me daba miedo ir al hospital y que me tomaran por una primeriza alarmada a la primera de cambio, así que cuando por fin me decidí a ir, ¡las contracciones ya casi no me daban tregua! Aquí podéis leer cómo empiezan los dolores de parto, según mi experiencia.

En el segundo embarazo, todo fue muy diferente. Dicen que el segundo parto es más rápido, pero el mío al ser un parto inducido, las primeras contracciones las sentí ya estando en el hospital, así que no hubo nada que controlar por mi parte. De todas formas, como siempre, la experiencia es un grado, será más sencillo, si es tu segundo parto saber cuándo ir al hospital.

Dilatación y borramiento cervical

Durante el parto, el cuello uterino se acorta y se dilata gradualmente para permitir que el bebé salga del útero. Es probable que, en las últimas revisiones de tu embarazo, el ginecólogo te realice un examen cervical y te pueda adelantar si tu cuello uterino ya está sufriendo alguno de estos cambios.

MI EXPERIENCIA

En mi primer embarazo, el primer tacto vaginal me lo hizo la ginecóloga que me atendió en Urgencias cuando fui con unas contracciones que ya casi no me dejaban respirar. Estaba dilatada de 4-5 cms y el bebé nació apenas 2 horas después.

En el segundo embarazo, pocos días antes de cumplir la semana 40 tuve un control en el hospital donde me pusieron en monitores, me hicieron una eco y también una tacto vaginal. En aquella ocasión, no había dilatación ni acortamiento, ni nada de nada.

Romper aguas

La rotura de aguas se refiere a la ruptura de la bolsa, que contiene líquido amniótico y protege al bebé en el útero. Es posible que la rotura de aguas ocurra en cualquier momento del embarazo, pero lo más común es que, cuando suceda, indique que el inicio del trabajo de parto está cercano.

Si sientes que una gran cantidad de líquido sale de tu vagina, como si te hubieras hecho pis encima, lo más probable es que hayas roto la bolsa y el parto esté cerca. Si el líquido que sale no tiene mal color, ni mal olor, no hay que correr, puedes esperar unas horas en casa a ver si las contracciones comienzan.

En cualquier otro caso, o si tienes cualquier duda, acude a tu hospital a que te echen un vistazo.

¿El bebé puede romper la bolsa si se mueve mucho?

Tranquila, aunque hay algunos bebés que son auténticos karatekas cuando están en la barriga de su mamá, no es lo habitual. La bolsa amniótica es muy resistente y, aunque el bebé no deje de moverse, no suele tener la fuerza necesaria para causar su rotura.

¿Se puede romper aguas durmiendo?

Sí, ¡es algo que le ocurre a muchas mamás! Notan como una molestia o ganas de hacer pis y al levantarse, o incluso aún estando en la cama, ¡plof, aguas van!

¿Se puede romper aguas sin expulsar el tapón mucoso?

Estos dos síntomas de parto pueden ocurrir juntos o por separado. Cuando ocurren juntos, a veces, puede ser difícil identificar uno y otro. De modo que la respuesta es sí, puedes romper aguas sin haber expulsado el tapón mucoso.

MI EXPERIENCIA

Mi rotura de aguas en el primer embarazo fue algo extraña y muy curiosa, para no extenderme mucho, os dejo el relato de mi primer parto, donde ya os conté todo con pelos y señales, jeje.

En el segundo embarazo, fue la matrona quien rompió la bolsa cuando ya me encontraba en el segundo día de parto inducido.

barriga embarazada, sintomas de parto

Presión pélvica

A medida que el bebé desciende en el canal de parto, es común sentir una presión y una sensación de peso en la pelvis. Esto puede hacer que sea difícil caminar o sentarse cómodamente y puede ser una de las señales de que el parto se puede adelantar.

MI EXPERIENCIA

En el primer embarazo, sí note esa sensación de que el bebé se había encajado, que me resultaba un poco molesta. En el segundo, el bebé en el momento de inducir el parto, aún no se había decidido a tomar «la salida».

Diarrea y náuseas

Aunque puede parecer extraño, algunas mujeres experimentan retortijones y diarrea antes del parto. Sí, defecar mucho antes del parto es normal. Esto se debe a que el cuerpo se está preparando para dar a luz y está «eliminando» cualquier cosa que pueda impedir que el bebé pase por el canal de parto.

Mi experiencia

Mi segundo parto fue inducido, así que no tuve ninguna señal de parto de este tipo, pero en mi primer parto, al comenzar las contracciones sí que pasé algún tiempo en el baño. 😅

Cambios de humor y energía

El embarazo y el parto son momentos emocionantes y agotadores. Es normal experimentar cambios de humor y energía justo antes del parto. Sentirse más irritable o emocional o que de repente te sientas con una energía renovada. Son cambios normales y pueden ser una señal de que tu cuerpo se está preparando para el parto.

También es normal sentir gases o mucho sueño antes del parto o un hambre antes del parto voraz. ¡El cuerpo es sabio!

Mi experiencia

En el primer parto sí que noté estos cambios emocionales y el llamado «síndrome del nido». De pronto sentía la necesidad de tenerlo todo limpio y preparado para su llegada y me pasé los últimos días de embarazo con una energía inusitada. ¡Ojalá me los hubiera pasado durmiendo!

Pérdida del tapón mucoso

El tapón mucoso es una sustancia gelatinosa que se acumula en el cuello uterino durante el embarazo y lo protege de infecciones. Si bien es normal que el tapón mucoso se desprenda en cualquier momento durante el embarazo, su pérdida puede ser una señal de que el parto se acerca. Puedes notar una descarga de mucosidad espesa y rosada o marrón, que puede indicar que el cuello uterino se está dilatando y que el parto se acerca.

Mi experiencia

En el primer embarazo, al poco de comenzar las contracciones y mientras me encontraba en el baño noté como salía una gran cantidad de moco, en mucha más cantidad que la que notaba, por ejemplo, con la ovulación. Era un moco espeso, y con algunos hilos de sangre. Sí, ¡no me quedó duda de que se trataba del tapón mucoso!

En el segundo parto, al levantarme el segundo día del parto inducido e ir al baño sí que noté un poco de tapón salir, pero en mucha menos cantidad que en el anterior parto.

Es importante recordar que no todas las mujeres experimentan los mismos síntomas de parto. Cada embarazo y cada parto es único. Sin embargo, si sientes alguno de estos síntomas, especialmente si son frecuentes y regulares, es importante que acudas al hospital para evaluar si de verdad te encuentras en trabajo de parto. ¡Pronto recibirás a tu pequeño bebé!

Contadme ahora vosotras, ¿qué señales de parto experimentaste? ¿Algún síntoma de parto «extraño» o poco habitual? ¡Nos encantará leer también vuestras experiencias!

Deja un comentario

Vas a dejar algunos datos para poder comentar, así que según la ley RPGD te doy los detalles del guardado de tus datos:

  • Responsable: Maria Mesa y Sergio Bravo
  • Finalidad: para que puedas aportar tu comentario (gracias) y en caso de que marques la casilla de suscripción, enviarte por mail mis últimos post.
  • Legitimación: tu consentimiento
  • Destinatarios: tus datos son almacenados en los servidores de Webempresa, cumplidores de la ley RPGD y con servidores en España
  • Derechos: puedes acceder, modificar, limitar o eliminar tus datos cuando quieras