cuando sentar al bebe en la trona

¿Cuándo sentar al bebé en la trona?

¡Los niños crecen muy rápido! Hace nada sostenías un bebé en tus brazos, para él el lugar más seguro del mundo. Pero hoy ya te estás haciendo esta pregunta: ¿cuándo puede mantenerse sentado? Y es que aquel recién nacido ahora es un bebé que se mueve y está deseoso de conocer el mundo que le rodea. Vamos a ver cómo identificar cuándo llega este momento y cuándo se puede sentar un bebé en la trona. Comienza una etapa maravillosa, llena de cambios y primeras veces. ¿Estáis preparados?

¿A partir de qué mes se puede sentar un bebé?

Es una duda que nos surge a muchos padres. Hemos oído muchas veces aquello de «El bebé debe sostener la cabeza a los 3 meses, se sienta a los 6, se pone de pie a los 9 y camina a los 12 meses» ¿Qué hay de cierto en ello?

Pues esta afirmación va poco más allá de ser una simple regla pnemotécnica del todo inexacta, que solo genera miedos y preocupaciones en los padres si nuestro hijo alcanza estos hitos en su desarrollo antes o después.

a que edad se sientan los bebes
a que edad se sientan los bebes

Pero entonces, ¿cómo saber a que edad se puede sentar el bebé? La respuesta es sencilla.

Un bebé se mantendrá sentado cuando pueda hacerlo por si mismo. No hay que enseñarle, no debemos obligarle. Si le damos libertad de movimiento ellos solos serán capaces de sentarse cuando llegue el momento.

Ya sabemos que el ritmo de cada bebé es diferente. Unos niños lograrán mantenerse sentados o caminar antes y otros lo harán después, sin que ello signifique que exista algún problema. ¡Cada bebé es un mundo! Pero si es cierto que la mayoría de los bebes comienzan a mantenerse sentados sin apoyo en torno a los 5-7 meses de edad.

Este momento depende mucho del desarrollo de cada niño, algunos con 4 o 5 meses pueden sentarse solos y mantenerse en una posición más o menos erguida y otros niños lo lograrán un poco más tarde.

¿Y cuándo podemos sentar al bebé en la trona?

Como ya hemos visto, es alrededor de los 6 meses de edad cuando los bebés logran mantenerse sentados y erguidos, sin «volcarse» hacia los lados y sin estar incómodos. Esta edad coincide con el inicio de la alimentación complementaria, por lo que a partir de ese momento podemos sentar al bebe en la trona y comenzar a hacerlos participes del momento de la comida con el resto de la familia.

Antes de entrar en profundidad y por si aun estás un poco perdido en cuanto a los modelos que existen de tronas de bebé, te dejamos este link en el que tienes toda la información necesaria para aclarar dudas.

pre cuchara bebe

Nuestra experiencia con las tronas

Las tronas, para nosotros, han sido uno de los productos para bebés imprescindibles. De hecho, nuestro peque con 3 años aún la sigue utilizando a veces.

Mis dos hijos alrededor de los 5 meses y medio, más o menos, ya eran capaces de mantenerse sentados. A partir de esa edad, y aunque aún no habían iniciado la alimentación complementaria, nosotros los empezamos a sentar a veces en su trona. ¡A ellos les encantaba!

Supongo que el paso de dejar de estar en el suelo, en la alfombra de actividades o en la hamaca les resultaba motivador. Sentados en la trona se sentían a la «altura» del resto de la familia y eso les gustaba mucho.

Nosotros aprovechamos el tiempo que estaban sentados en la trona para jugar con ellos y también los sentábamos en ella a la hora de la comida. Aunque ellos aún solo tomaban lactancia materna, ese momento les servía para ir familiarizándose. ¡Se entretenían viendo cómo comíamos e intentando robarnos algún trocito! Estoy convencida de que esto logró que aceptarán muy bien el comienzo de la alimentación complementaria.

La buena costumbre de comer en familia

Las tronas para bebés nos permiten compartir el momento de comer en familia. Una costumbre que no deberíamos perder y que debemos inculcar en nuestros hijos desde pequeños.

El momento de la comida es un momento para compartir, para estrechar lazos, para crear vínculos que perduraran toda la vida. Una familia que come unida, que dialoga, que deja a un lado televisiones, móviles y distracciones, permanece unida.

La rutina, el trabajo y mil y unas preocupaciones, nos hacen ir a contrarreloj y con prisas casi todo el día. El momento de la comida debe ser un momento para parar, desconectar de lo exterior, conectar con lo de dentro y para valorar que lo verdaderamente importante lo tenemos alrededor de nuestra mesa.

Aparte de todo esto, como los niños aprenden por imitación, el comer en familia les facilitará la adquisición de hábitos de alimentación saludable. Si nos ven comer de todo, ellos también lo harán.

La trona: un básico para el bebé

Sí, si vas a tener un hijo invierte en una buena trona pues va a ser un objeto que vas a utilizar a diario durante mucho tiempo. Y si ya tienes un bebé a punto de comenzar a sentarse, monta tu trona en el salón, para que se vaya familiarizando con ella.

Cuando veas que se mantiene erguido y sentado sin apoyo prueba a sentarlo en ella. Enseguida verás si está cómodo o no. ¡Los niños nos saben disimular! Si ves que se cae hacia los lados, se escurre o se muestra incómodo o llora, sácalo y vuelve a probar en un par de semanas.

Pero si está cómodo aprovecha ese momento para acercarlo a la mesa, para que vea cómo coméis. ¡Pronto será uno más!

Eso sí, elige una buena trona segura, cómoda y estable. Hay muchos modelos en el mercado, echa un vistazo y elige el que mejor se adapte a vuestras necesidades. Y sobre todo, nunca dejes al niño sentado sin los arneses y sin supervisión. Tampoco lo dejes demasiado tiempo sentado en ella, para que no adquiera posturas forzadas o inadecuadas, ¡los bebés necesitan poder moverse mucho libremente!

Cuéntanos, ¿cuándo comenzaron tus hijos a mantenerse sentados? ¿Cuándo se sentaron en la trona por primera vez? ¿Nos recomendarías algún modelo de trona en concreto?

Comparte

Deja un comentario

Vas a dejar algunos datos para poder comentar, así que según la ley RPGD te doy los detalles del guardado de tus datos:

  • Responsable: Maria Mesa
  • Finalidad: para que puedas aportar tu comentario (gracias) y en caso de que marques la casilla de suscripción, enviarte por mail mis últimos post.
  • Legitimación: tu consentimiento
  • Destinatarios: tus datos son almacenados en los servidores de Webempresa, cumplidores de la ley RPGD y con servidores en España
  • Derechos: puedes acceder, modificar, limitar o eliminar tus datos cuando quieras