Bits de inteligencia. ¿Merecen la pena?

Bits de inteligencia. ¿Merecen la pena?

¿Qué son los bits de inteligencia?

Los bits de inteligencia son tarjetas de información visual que constituyen un método de estimulación temprana, basado en la visualización repetitiva de dichos bits acompañados de un estímulo auditivo, en este caso pronunciar en voz alta lo que representa cada imagen.

El “creador” de los bits de inteligencia fue Glenn Doman, médico estadounidense, hay libros y multitud de sitios en internet donde explican su método. Yo usé esta página.

Se utilizan ilustraciones o fotografías muy precisas, que se suelen agrupar por categorías (animales, colores, alimentos…) y se van mostrando al niño al mismo tiempo que pronunciamos el nombre de lo que aparece en cada tarjeta. Se supone que mejoran la atención, facilitan la concentración y desarrollan y estimulan el cerebro, la memoria y el aprendizaje.

Nuestras tarjetas

Nosotros los usamos por primera vez con Gordito, nuestro primer hijo. Cuando él era pequeño compramos un set en Amazon que contenía 324 tarjetas de varias categorías: alfabeto, primeras palabras, colores y figuras, números, palabras visuales y fonética. Cada categoría está compuesta por 54 tarjetas.

Tienen un tamaño adecuado, resultan fáciles de manejar, tanto para mí como para los niños. Las ilustraciones son claras y concisas y son bonitas. Además el material del que están hechas es bastante resistente, no se rompen con facilidad. Aún siendo de cartón si se manchan se pueden limpiar bien con una toallita húmeda y no sufren daños. Las nuestras las hemos usado muchísimo, cuando Gordito era pequeño lo hacíamos a diario y ya llevan con nosotros 5 años.

A pesar de todo esto aún se pueden usar perfectamente, evidentemente, no están como el primer día, muchas están arrugadas y algunas sufrieron los mordiscos de Gordito bebé 😂. Pero eso significa que han sido disfrutadas.

Desde luego ha sido uno de los juguetes que compramos cuando él era bebé que más hemos amortizado y que nos ha acompañado todos estos años.

Cómo se pueden utilizar

Cuando él era pequeño no seguíamos ningún método en concreto. Solía aprovechar los momentos antes de sus comidas. Al sentarlo en la trona yo elegía algunas tarjetas y se las iba mostrando. Al mismo tiempo pronunciaba el nombre del dibujo que representaba la tarjeta. La enseñaba durante unos segundos y pasaba a la siguiente.

Con el tiempo las usábamos en más momentos del día. Gordito venía muchas veces con la caja en la mano para que jugáramos con ellas (tened cuidado con esto, muchísimas veces Gordito intentaba cogerlas él sólo, ponía la caja boca abajo y acababan las 324 tarjetas desparramadas por el suelo 🙈)

No exagero cuando digo que nos ha dado muchísimas horas de entretenimiento.

Cuando empecé a hacerlo con él como era muy pequeño, aún no había cumplido un año y era díficil que mantuviera la atención en algo, le mostraba pocas tarjetas cada vez, unas 5. Conforme fue creciendo y mostrando más interés iba aumentando el número. Había veces que el juego le entretenía tanto que acabábamos viendo varias categorías enteras.

El set con el que empezamos nosotros viene en inglés, yo al principio cuando se las mostraba las nombraba en castellano, pero luego empecé a hacerlo también en inglés. Creo que es una buena oportunidad para que vayan tomando contacto con otro idioma desde que son muy pequeñitos, nunca es pronto para empezar.

A nosotros nos sirvió mucho también en este aspecto, cuando Gordito comenzó el colegio ya había muchas palabras en inglés que el conocía, identificaba y sabía pronunciar gracias a las tarjetas.

Otras maneras de jugar

Conforme Gordito iba creciendo ya no sólo nos limitábamos a enseñarle las tarjetas y a decir su nombre. Las tarjetas se prestan a realizar un montón de juegos y actividades con ellas.

Os resumo brevemente alguno de los juegos que hacemos nosotros como ejemplo, aunque si os animáis a probarlas seguro que encontraréis otras muchas posibilidades:

Hacer grupos

Ponía las tarjetas con la parte del dibujo hacia arriba en el suelo y le indicaba a Gordito que tenía que buscar todas las tarjetas que cumplían una característica en concreto: todas las cartas de animales, las que mostraban una prenda de vestir… y si ya quería complicar algo más el juego le pedía que buscara todas las tarjetas cuyo nombre empezara por una determinada letra o aquellas que tuvieran por ejemplo una letra «s». Además si le ponía un tiempo para realizarlo y lo cronometraba el juego para él era mucho más divertido.

Orden alfabético

Cuando Gordito ya conocía el abecedario, en ocasiones poníamos algunas tarjetas boca arriba en el suelo. Recitamos el alfabeto lentamente y él tenía que ir buscando y cogiendo todas las cartas cuyo nombre empezaba por la «A», luego la «B», etcétera.

Mismas cantidades

Ponemos las cartas de la categoría de los números y tenía que unir aquellas cartas que mostraban el mismo número de objetos.

Orden númerico

Mezclamos las cartas de números, se las ofrecemos y el niño tiene que ir ordenando las cartas del 1 al 25, o en orden descendente.

Guerra

Este juego a Gordito le encantaba, y aún hoy en ocasiones seguimos jugando. Usando las cartas de números, se mezclan y se dividen en dos mitades (o en tantas como jugadores haya). A la vez cada jugador muestra una carta, el jugador que haya sacado el número más alto se las queda. Al final del juego gana quien haya conseguido reunir más cartas.

Practicar inglés

Se disponen las cartas con el nombre  en inglés de los números y el niño tiene que ir poniendo al lado la cantidad que representa.

Iniciación  a las matemáticas

Con las tarjetas que muestran cantidades de objetos se pueden ir explicando las sumas y las restas. Es un método muy visual y que les resulta muy entretenido.

Beneficios de los bits de inteligencia. ¿Merecen la pena?

Son múltiples los beneficios de usar estas flashcard:

  • ayudan a mejorar la atención.
  • estimulan las conexiones neuronales y el aprendizaje.
  • ayudan a aumentar el vocabulario.
  • favorecen el desarrollo visual y el auditivo.
  • favorecen el aprendizaje de las letras y los números y el reconocimiento de palabras.

 

Nosotros, ya os he explicado, no hemos seguido ninguna metodología en concreto, las hemos usado a nuestro ritmo y hemos buscado nuestros propios juegos.

De todas formas pienso que todos los estímulos y aprendizajes que podamos ofrecer y facilitar a nuestros hijos son bienvenidos, nunca están de más ni serán perjudiciales. Todo lo contrario.

No sé si el uso de las tarjetas habrá tenido algo que ver, pero Gordito a pesar de empezar a hablar tarde, cuando lo hizo tenía un vocabulario y hacía un uso del lenguaje que sorprendía. Desde bien pequeño le han interesado mucho las letras, las palabras y aprendió a leer muy pronto. Ahora, con 5 años, lee muy fluidamente y disfruta haciéndolo. También sigue mostrando mucho interés por los números y las matemáticas.

Es cierto que se pueden fabricar en casa, podemos elegir imágenes en internet, imprimirlas y plastificarlas a nuestro gusto, creando las categorías que nos gusten. Pero para mi gusto, y con el precio por el que se pueden encontrar en internet, no merece la pena invertir tanto trabajo y tiempo en crearlas.

A nosotros nos han convencido, nos gustan, nos divertimos con ellas, las hemos usado mucho y ahora también se las estamos mostrando al pequeñín de la casa. De hecho, vamos a comprar más, si nos vuelven a dar otros 5 años de aprendizajes, juegos y diversión, desde luego habrá merecido la pena.

Y vosotros, ¿conocíais los bits de inteligencia? ¿Los habéis usado?

 

POST ACTUALIZADO

 

 

 

 

Comparte

6 comentarios en “Bits de inteligencia. ¿Merecen la pena?

  1. Me alegro que te haya resultado interesante. Para nosotros es ya un juego más, divertido y con el que disfruta mucho. Puedes probar con tu Redondo a ver que tal. Besos!!

  2. Interesante post. Nosotros los hemos usado desde el principio, es decir, desde que era muy pequeño y aun seguimos con ellos…los hice yo, primero con dibujos y luego con imágenes.Al menos a nosotros nos ha ido genial…UBMF desde los 16-17 meses se sabe el abecedario completo y reconoce las letras sueltas, sabe contar hasta el 15 y tiene un vocabulario bastante extenso…ya ves lo recomiendo totalmente además es divertido hacerlo y jugar…Besossssssss

  3. Que bien os han ido a vosotros! Nosotros empezamos a usarlo desde que cumplió el año, pero desde luego nunca es pronto para estimularlos, sobre todo si les resulta divertido. Besos!!

  4. Cuando era recién nacido, yo usé unas para estimular su visión. Después lo dejé. Dicen que son fenomenales pero como ya se lo hacen en la guarde, paso de hacerlo yo también. Hay cosas más divertidas a las que jugar con él. Pero si lo cuidara yo en casa, seguro que los utilizaría.

  5. Claro, si ya se las hacen en la guardería no tiene mucho sentido repetir. Como Gordito está en casa conmigo pues tenemos mucho tiempo y es un juego más. A mi me parecen muy recomendables.Un beso!!!

Deja un comentario