Cómo elegir un buen cambiador para tu bebé

¿Sabes cuántos pañales vas a tener que cambiar durante los primeros años de vida de tu bebé? Ya te lo digo yo, ¡muchos más de los que imaginas! Es por ello que un cambiador para bebé será uno de los productos imprescindibles que necesitarás tanto para el cambio de pañal como para el aseo de tu bebé.

Pero, ¿cuáles son las claves para elegir un buen cambiador para tu bebé? ¿En qué otros momentos lo podrás usar? Te lo cuento todo en el post de hoy, así que quédate porque también podrás conocer Sofalange, el único cambiador inclinado del mercado.

¿Se necesita un cambiador para bebé?

A ver… no hay una respuesta correcta para esta pregunta. Sí, es cierto que puedes criar a tu bebé sin tener que comprar un cambiador. Muchos padres realizan el cambio de pañal de sus hijos sobre la mesa del salón, el sofá, la cama o ¡incluso sobre el suelo.

Pero lo que seguramente te diga tu sentido común y lo que te puedo confirmar yo según mi experiencia con dos bebés, es que prescindir del cambiador no es ni lo más cómodo ni lo más práctico.

Mi experiencia con el cambiador para bebés

Para nosotros el cambiador fue una de las compras más amortizadas. Lo usabámos a diario, muchas veces al día y durante muchos meses. Primero con mi hijo mayor y después también cuando llegó Trasto.

Lo cierto es que no sé que hubiera sido de nuestra espalda si no lo hubiéramos tenido. Las veces que nos tocaba cambiar algún pañal en casa de los abuelos o fuera de casa lejos de nuestro cambiador, lo echábamos mucho de menos, ¡tanto el bebé como nosotros!

cambio de pañal

Los cambiadores para bebé nos permiten elevar la superficie donde colocamos al bebé para cambiar el pañal, de modo que nos permite mantener una postura erguida y mucho más cómoda, sin que nuestra espalda se resienta, como lo haría en el caso de que cambiáramos al bebé sobre la cama, por ejemplo.

Además, sirven para proporcionar al bebé una superficie acolchada, limpia, suave, segura y cómoda. ¿Imaginas lo incómodo y frío qué tiene que resultar para un recién nacido el cambiarle el pañal sobre una mesa, por ejemplo?

Así que si estás preparando la llegada de tu bebé, mi recomendación es que no dudes en comprar un buen cambiador. ¡Te ayudará muchísimo en el día a día con tu pequeñín!

Pero ojo, no cualquier cambiador vale. Es importante saber elegir bien, teniendo en cuenta la comodidad, la seguridad, la importancia de mantener una buena postura corporal y los materiales en los que está confeccionado.

Y aquí es donde llega mi segunda recomendación, el colchón-cambiador Sofalange de Béaba. ¿Quieres saber qué es lo que lo hace único?

Sofalange, el único cambiador inclinado para bebés

El Sofalange es el único colchón-cambiador inclinado del mercado que cuenta con un diseño patentado.

comprar un cambiador para el bebé

¿Cuáles son las ventajas de un cambiador inclinado?

1. Favorece los cambios

Cuando cambies el pañal de tu bebé, en este cambiador no se encontrará totalmente tumbado. La posición ligeramente inclinada permitirá un mayor contacto visual entre los padres o cuidadores y el niño.

¿Qué tiene esto de beneficioso? Tener al bebé a la altura de tus ojos, le permitirá sentirte más cerca, notar tu complicidad y poder verte. De este modo el bebé se encontrará más tranquilo, confiado y relajado porque sabe que está contigo, lo que hará que el cambio de pañal sea un momento mucho más agradable para todos.

2. Ayuda a limitar el reflujo gastroesofágico

Sofalange cuenta con una ligera inclinación de 16º y una ligera flexión de las caderas, lo que ayuda a limitar el reflujo gastroesofágico en los bebés que lo padecen.

Gordito, mi primer hijo, sufrió de un reflujo brutal durante sus primeros meses. Era realmente molesto, sobre todo para él, pero también para nosotros, que nos preocupábamos y lo pasábamos fatal de notarlo incómodo y ¡de andar limpiando bocanadas de leche de todas partes!

Tumbarlo justo después de comer era sinónimo de empezar a encontrarse mal y que comenzara el reflujo ¡y leche fuera!

Seguíamos a rajatabla las medidas posturales que nos recomendaba su pediatra, pero claro, ¿sabes qué es lo que también ocurría con mucha frecuencia después de comer? Sí, que hubiera que cambiar el pañal con uno de esos «regalitos» con los que es imposible esperar.

Cuando eso pasaba sabíamos que tumbarlo en el cambiador para cambiar el pañal iba a tener consecuencias terribles con su reflujo, así que si hubiera conocido este cambiador inclinado en aquel entonces, hubiera dado lo que fuera por tenerlo.

Ahora tú, con el cambiador Sofalange, tienes la oportunidad de cambiar el pañal o la ropa de tu bebé siempre que sea necesario, sabiendo que no va a resultar contraproducente para el reflujo. ¡Me parece realmente increíble y fantástico!

3. Su durabilidad y calidad

Sofalange está fabricado con espuma de alta resiliencia, volviendo a su forma original. Estos materiales garantizan su durabilidad, su calidad y el confort.

De fabricación francesa, todos sus tejidos y telas cuentan con certificados Oekotex Class 1, que acreditan la ausencia de sustancias nocivas para la piel.

usos del cambiador para bebés

Fundas para el colchón-cambiador Sofalange

Para un mejor mantenimiento y una mayor comodidad, lo recomendable es combinar el cambiador inclinado con una funda 100% de algodón orgánico. Estas fundas están realizadas con espuma de rizo de algodón, ultra absorbente y suave, y tejido de piqué, también muy absorbente y de secado rápido.

Los tejidos de la funda también están certificados con Oekotex Class 1 y están disponibles en diferentes colores.

Recuerda que contar con una buena funda higiénica para el cambiador es fundamental, porque los pequeños «accidentes» o fugas al cambiar el pañal son habituales. Si esto sucede, con estas fundas no tendrás ningún problema.

Solo tendrás que quitarlas y lavarlas a máquina, y quedarán como nuevas para volver a proteger tu cambiador.

Cambiador inclinado: cómodo y multifuncional

El colchón cambiador Sofalange ha recibido la medalla de oro en el concurso Lépine y ha sido nominado al primer premio Famili por los padres que lo han probado. ¡No me extraña!

Y es que aunque el cambiador reciba este nombre porque su uso principal es el de cambiar los pañales y la ropa del bebé, en la práctica se puede utilizar para un montón de cosas más. ¿En qué momentos podrás usar el cambiador?

  • Para cambiar el pañal
  • Para vestir y desvestir al bebé
  • Para secarlo después del baño y para ponerle las cremitas
  • Para darle masajes
  • Para la limpieza del cordón umbilical
  • Para los lavados nasales
  • Para jugar y comunicarte con el bebé

Te aseguro que en el día a día le encontrarás muchas mas utilidades. Eso sí, hay una norma básica de seguridad que nunca debes olvidar y es que nunca debes dejar solo al bebé sin supervisión cuando esté en el cambiador.

Contadme ahora vosotros, ¿conocías la existencia de este cambiador inclinado? ¿Qué os ha parecido?¿Usaste un cambiador con tu bebé? ¿Tu bebé tenía o tiene reflujo gastroesofágico? Me encantará leer vuestras experiencias en los comentarios.

Deja un comentario

Vas a dejar algunos datos para poder comentar, así que según la ley RPGD te doy los detalles del guardado de tus datos:

  • Responsable: Maria Mesa
  • Finalidad: para que puedas aportar tu comentario (gracias) y en caso de que marques la casilla de suscripción, enviarte por mail mis últimos post.
  • Legitimación: tu consentimiento
  • Destinatarios: tus datos son almacenados en los servidores de Webempresa, cumplidores de la ley RPGD y con servidores en España
  • Derechos: puedes acceder, modificar, limitar o eliminar tus datos cuando quieras