Mejores vigilabebés ¿cómo elegir un buen vigilabebés?

Mejores vigilabebés ¿cómo elegir un buen vigilabebés?

Vigilabebés, ¿un dispositivo útil?

Cuando Gordito nació vivíamos en otra ciudad, en un piso pequeño. En aquellos escasos 60 metros cuadrados era difícil estar en alguna parte del piso y no escuchar al bebé si lloraba. Por ello no consideramos imprescindible invertir en una cámara de vigilancia para bebés ni teníamos idea de cuales eran entonces los mejores vigilabebés del mercado.

Gordito además dormía en nuestra habitación. En una minicuna al lado de nuestra cama al principio. Unos meses más tarde descubrimos las ventajas del colecho y nos salvó de aquellas noches de mal dormir.

Aunque es cierto que en algunas ocasiones si que eché de menos poder recurrir a algún vigilabebés. ¡Cuántas veces no salí como una bala de la ducha porque había dejado al bebé dormido en su cuna y de pronto escuchaba algún ruido extraño o se ponía a llorar como loco! Desde luego, si hubiera tenido un vigilabebés me hubiera ahorrado muchos sustos, porque la mayoría de las veces no le ocurría nada y se calmaba con solo oír mi voz.

Un vigilabebés en esas ocasiones me hubiera permitido comprobar desde el primer segundo lo que sucedía y habría podido calmarlo usando mi voz o alguna nana, pues muchos de los mejores vigilabebés te permiten esta posibilidad. ¡Me hubiera resultado muy útil!

 mejores Vigilabebés

Y ahora… necesito un vigilabebés ¿cual elijo?

Es ahora, aunque ni Gordito ni Trasto son ya bebés, cuando más echo de menos un vigilabebés. Como sabéis hace apenas unos meses que nos hemos mudado. Nuestra casa ahora, sin ser ningún palacio, sí que es bastante más grande que la casa donde nació Gordito o el piso donde vivíamos cuando nació nuestro segundo hijo.

Los dormitorios y la cocina están alejados del salón. Si estoy en la cocina no oigo lo que sucede en el salón. Igual ocurre si estoy en el salón, que no escucho lo que pasa en las habitaciones. En más de una ocasión oigo un llanto de fondo y sin saber muy bien aún si el sonido viene de nuestra casa, de la casa del vecino o de la calle, salgo corriendo por el pasillo a comprobar qué sucede.

El silencio cuando hay niños

Y no sé si es eso lo que me da más miedo. Porque en otras ocasiones, si, por ejemplo, estoy preparando la comida y caigo en la cuenta de que llevo más de 3 minutos sin escuchar ni ver a Trasto, empiezo a imaginar lo peor. Los que ya sois padres sabéis que el silencio cuando hay niños no presagia nada bueno, más bien significa «trastada en marcha».

El otro día, tras unos minutos de silencio y mi pertinente carrera por el pasillo para averiguar qué ocurría, me encontré a Trasto en el salón. Había cogido el paquete de pañales, los había esparcido por todo el suelo y se encontraba haciendo lo mismo con el paquete de toallitas. Trastadas de niños. Qué sí, ahora me da la risa al recordarlo, pero mientras me dirijo a ver qué ocurre mil y unas circunstancias desagradables y terribles me pasan por la cabeza. ¡No lo puedo evitar, siempre me pongo en lo peor!

Por eso he llegado a la conclusión de que este año en mi carta a los Reyes Magos voy a pedir un vigilabebés. ¡Mi corazón me lo va a agradecer! Y por ello, para ahorrarles trabajo a Melchor, Gaspar y Baltasar, llevo unos días informándome sobre los mejores vigilabebés con cámara del mercado. Os cuento lo que he aprendido.

travesuras de niños

¿Qué es un vigilabebés?

Creo que casi todos sabemos en qué consiste un vigilabebés. No es más que un sistema de vigilancia que nos permite controlar en la distancia los movimientos (si el vigilabebés tiene cámara) y los sonidos que ocurren en una habitación sin tener que entrar en ella.

Pero los vigilabebés han evolucionado muchísimo a lo largo de estos últimos años.  Antes eran una especie de Walkie-Talkies que sólo permitían transmitir el sonido. Sin embargo ahora los mejores vigilabebés del mercado son unos dispositivos que además de transmitir el sonido, transmiten imagen en tiempo real (incluso con infrarrojos para visión nocturna), nos permiten hacer zoom, controlar la temperatura de la habitación, comunicarnos con el bebé, ponerles música… ¡un montón de posibilidades!

Los mejores vigilabebés ¿con cámara o sin cámara?

En el mercado se pueden encontrar vigilabebés con cámara o vigilabebés sin cámara. El precio de estos últimos es más barato, aunque para mí, sin duda, los mejores vigilabebés son aquellos que tienen cámara. En mi caso es lo que necesito, poder verlos cuando no estoy en la misma habitación que ellos, para controlar que se encuentran bien y ¡qué no la estén liando demasiado!

elegir los mejores Vigilabebés

Los mejores vigilabebés ¿con monitor o con el móvil?

Otro de los aspectos a tener en cuenta. Si nos decidimos por un vigilabebés con cámara, podemos elegir entre aquellos que incorporan un monitor con pantalla que puedes llevar contigo de una habitación a otra, o aquellos que te permiten ver al bebé en tu móvil o tablet a través de una app.

La decisión dependerá mucho del uso que le queramos dar o de las circunstancias familiares. Si tenemos que salir a trabajar y dejamos al bebé al cuidado de algún familiar o niñera, quizá nos tranquilice y nos sea muy útil el hecho de poderlo observar directamente a través de nuestro móvil.

Sin embargo, en mi caso que lo quiero para vigilarlos dentro de casa, creo que me decantaré por un vigilabebés con monitor, que suelen dar menos problemas, no es necesario tener acceso a internet y son más económicos.

¿Qué extras poseen los mejores vigilabebés?

Son muchos los extras que podemos encontrarnos en los distintos modelos de vigilabebés.

– Vigilabebés con cámara dirigible:

Esta opción me parece muy útil. Quizá cuando sean bebés y prácticamente solo lo utilicemos para vigilarlos mientras duermen este extra no no sea imprescindible.

Pero en nuestro caso que lo usaría para vigilar toda una habitación por la que mis hijos se estarán moviendo libremente, me resulta muy interesante el hecho de poder controlar de forma remota la cámara del vigilabebés. Poder hacer con la cámara movimientos horizontales, verticales así como zoom, te permite controlar todos los ángulos de la habitación.

He leído muy buenas opiniones sobre algunos modelos de vigilabebés Motorola que incorporan este extra de cámara motorizada.

– Comunicación con el bebé:

Otro extra que para mí resulta imprescindible, es el hecho de poder comunicarnos birideccionalmente con el bebé. No solo recibir los sonidos de lo que ocurre en la habitación, sino también poderles hablar. Además muchos dan la opción de ponerles nanas o música relajante. O incluso de poder activar luces que relajen y distraigan a los bebés hasta que podemos ir a a atenderlos.

Esta opción no creo que la usara mucho, pero sí que poder hablar con ellos estando en otra habitación me resultaría muy útil. Sobre todo poder comunicarme con Gordito, que ya es algo mayor, darle indicaciones de lo que debe hacer hasta que yo pueda acudir y que él pueda explicarme que sucede sin necesidad de andar a gritos por casa es algo que todos agradeceríamos mucho.

– Sensores en los vigilabebés:

Algunos de las mejores cámaras de vigilancia para bebés también incorporan sensores que nos permiten conocer la temperatura y grado de humedad de las habitaciones donde se encuentran los bebés o niños. Puede resultar muy útil también en verano o en invierno para controlar que la temperatura de la habitación sea la adecuada. Me parece muy interesante, sobre todo en nuestra nueva casa, que es algo parecida al Polo Norte. ¡Qué frío hace si no tenemos puesta la calefacción!

 

Como veis, una infinidad de opciones y características a tener en cuenta a la hora de elegir los mejores vigilabebés. Conocer lo que nos ofrecen los diferentes modelos de vigilabebés con cámara o sin cámara que existen en el mercado nos permitirá realizar una buena elección, teniendo en cuenta el uso que le queramos dar.

 

¿Utilizas o has utilizado algún vigilabebés? ¿Qué vigilabebés me recomendarías? ¡Contadme en comentarios, me vendrían genial vuestras recomendaciones!

 

Comparte

Deja un comentario