Hipotiroidismo y embarazo (I)

Hipotiroidismo y embarazo, dos circunstancias que cuando aparecen juntas generan dudas e inquietud en la mujer. ¿Cómo puede afectar el hipotiroidismo al embarazo? Os cuento mi experiencia con el hipotiroidismo y embarazo: mi diagnóstico durante la gestación, los controles y el tratamiento. Te puedo adelantar que todo salió bien y mi bebé nació sano. ¡Pero quédate y te cuento todos los detalles!

¿Qué es el hipotiroidismo?

El hipotiroidismo es una alteración que afecta a la glándula tiroides (que es un órgano con forma de mariposa que se encuentra en la parte delantera del cuello). Esta alteración ocasiona que el tiroides no sea capaz de producir la suficiente hormona tiroidea, necesaria para el funcionamiento normal del organismo y de su metabolismo.

Una persona con hipotiroidismo tendrá una cantidad menor de hormona tiroidea en la sangre. Este déficit de hormona puede ocasionar desde pequeñas molestias inespecíficas hasta grandes alteraciones. Esto es debido a que el tiroides y las hormonas tiroideas están implicadas en gran cantidad de procesos del cuerpo.

hipotiroidismo y embarazo

¿Qué síntomas produce el hipotiroidismo?

Los síntomas del hipotiroidismo, como ya os he adelantado, son muy inespecíficos. Esto quiere decir que no hay ningún síntoma característico de esta alteración y  pueden ser muy diferentes entre unas personas y otras.

Asimismo, los síntomas que presenta esta alteración tiroidea pueden presentarse en muchas otras enfermedades o incluso pueden pasar desapercibidos, por lo que es una enfermedad en ocasiones difícil de diagnosticar.

Para que lo entendais, cuando el cuerpo no recibe la suficiente hormona tiroidea los procesos  corporales pueden empezar a funcionar con lentitud. Así podemos encontrarnos síntomas como:

  • cansancio
  • intolerancia al frío
  • depresión, apatía
  • dificultades en la concentración y en la memoria
  • estreñimiento
  • aumento de peso
  • piel seca
  • cabello quebradizo o que cae en exceso
  • somnolencia

Como veis síntomas nada extraños, que muchas personas pueden notar a lo largo de su vida sin necesidad de que se deba a alguna alteración en el tiroides. De ahí la dificultad para identificarlo con una alteración tiroidea.

Pero no te asustes si tienes algún síntoma de los que aparecen en la lista, tu tiroides no tiene porque funcionar mal. Si tienes dudas respecto a esto, pide cita con tu médico de cabecera y coméntaselo.

¿Cómo se diagnostica el hipotiroidismo en embarazo?

  • Historia clínica detallada
  • Exploración física
  • Análisis de sangre: normalmente la primera alteración que se encuentra en la sangre es la elevación de la TSH (que es la hormona estimulante del tiroides), ya que el cuerpo le está pidiendo un sobreesfuerzo al tiroides para que produzca más hormona tiroidea al detectar que no existe suficiente.
hipotiroidismo en embarazo

Hipotiroidismo y embarazo

El hipotiroidismo es una enfermedad frecuente. El riesgo de desarrollarla aumenta con la edad y aunque la pueden sufrir tanto hombres como mujeres, es más común entre nosotras. Aproximadamente 1 de cada 100 mujeres en edad fértil sufren hipotiroidismo.

Por lo tanto se trata de una entidad a tener en cuenta y es necesario su conocimiento y prevención para evitar problemas antes y después del embarazo.

El hipotiroidismo puede afectar al embarazo de varias maneras:

Hipotiroidismo antes del embarazo

  • Puede producir irregularidades en el ciclo menstrual.
  • Podría ser causa de infertilidad al producir ciclos menstruales sin ovulación.
  • Produce un aumento de la prolactina (que es la hormona que estimula la producción de leche después del parto). El aumento de prolactina en ausencia de embarazo puede producir también anovulación y por lo tanto infertilidad.

Hipotiroidismo y embarazo

  • Existe mayor riesgo de aborto espontáneo y de abortos de repetición durante el primer trimestre de la gestación.
  • Aumenta el riesgo de parto prematuro.
  • Aumenta el riesgo de otras complicaciones durante el embarazo como preeclampsia y desprendimiento de placenta.

Cómo puede afectar el hipotiroidismo al feto y al recién nacido

Durante las primeras semanas del embarazo el tiroides del feto aún no está desarrollado y depende totalmente de la hormona tiroidea de su madre para su correcto desarrollo físico y cerebral.

La carencia de esta hormona tiroidea materna si existe hipotiroidismo en el embarazo puede producir efectos en el feto y en el recién nacido, tales como bajo peso al nacer, distress respiratorio o problemas en su desarrollo o aprendizaje.

Esto no es frecuente y con los controles actuales con los que tenemos la suerte de contar en el embarazo, el diagnóstico precoz del hipotiroidismo evitará que nuestro futuro hijo sufra ninguno de estos problemas.

miedo embarazo

Quiero quedarme embarazada y tengo hipotiroidismo

Si padeces hipotiroidismo y estás planeando un embarazo lo más sensato sería comentarlo con tu médico o ginecólogo. Es probable que te recomienden una analítica preconcepcional para ver el estado actual de tu tiroides y si es necesario o no realizar un ajuste en la medicación.

Por supuesto, nunca realices ningún cambio en tu tratamiento sin prescripción médica.

En mi segundo embarazo, cuando yo ya conocía mi hipotiroidismo, antes de iniciar la búsqueda del bebé, lo comenté con mi médico de cabecera, quien me mandó realizar un análisis de sangre. En él vimos que los valores de TSH estaban dentro de los límites normales. Me recetó el ácido fólico y me dio vía libre para buscar el embarazo.

Realmente, exista o no un hipotiroidismo previo, siempre es recomendable realizar esa analítica preconcepcional, que puede ahorrarnos muchos sustos y prevenir complicaciones una vez se haya logrado el embarazo.

Si tienes hipotiroidismo y te quedas embarazada sin haberlo planeado, tampoco te preocupes, coméntalo en tu primera consulta con el médico, matrona o ginecólogo y ellos te orientaran y lo tendrán en cuenta.

¿Qué pasa si estoy embarazada y me diagnostican hipotiroidismo?

El embarazo supone un sobreesfuerzo para la glándula tiroides. Si ésta funcionaba con normalidad es capaz de asumir ese gasto extra sin mayores problemas. Pero si ya se encontraba alterada de forma previa al embarazo ahora es cuando pueden surgir síntomas o problemas.

Las alteraciones tiroideas son la segunda causa más frecuente de complicaciones endocrinológicas durante el embarazo, después de la diabetes.

Ese sobreesfuerzo al que se ve sometida la glándula tiroidea (la necesidad de hormona aumenta entre un 40 y un 100 %) se puede prevenir aumentando el aporte de yodo en forma de suplemento (por eso durante el embarazo además de acido fólico se prescribe yodo. También sería conveniente tomarlo unos meses antes de la concepción). El yodo es necesario para el correcto funcionamiento del tiroides.

Primera analítica del embarazo: tiroides alterado y TSH elevada

Si en la primera analítica de tu embarazo las hormonas tiroides te salen alteradas o la TSH está elevada, mantén la calma. Es normal que la primera reacción sea de miedo, inquietud y nerviosismo. A mí me ocurrió, como te voy a contar a a continuación.

Pídele a tu médico o ginecólogo que te explique bien en que consiste, cuál es tu situación y cuál será el plan de actuación. El hipotiroidismo y el embarazo, como también hemos visto, es algo que suele ocurrir con bastante frecuencia y no tiene porqué tener ninguna consecuencia negativa en tu salud ni en la salud de tu futuro bebé.

Con el tratamiento y las revisiones adecuadas el hipotiroidismo se suele controlar de forma fácil y podrás llevar un embarazo normal, sin complicaciones. Te cuento a continuación mi experiencia con hipotiroidismo y embarazo.

valores tsh hipotiroidismo y embarazo

Mi experiencia: cómo me diagnosticaron el hipotiroidismo durante el embarazo

Antes de quedarme embarazada en pocas ocasiones me había realizado un análisis sanguíneo. Gozaba de buena salud y no tenía ninguna enfermedad, factor de riesgo ni síntoma que tuviera que controlar.

Por ello cometí el error de no realizarme una analítica preconcepcional cuando decidimos tener nuestro primer hijo.

Ya os adelanté aquí y aquí que en la primera analítica que me realizaron en la semana 10 de embarazo me salió alterado los niveles tiroideos, concretamente la hormona estimulante del tiroides o TSH.

Niveles normales de TSH durante el embarazo

Los niveles normales de TSH se sitúan entre entre 0.27-4.2.

Por lo general niveles inferiores o superiores a esos valores puede indicar que la glándula tiroides no está funcionando de forma adecuada.

Sin embargo, algunas pautas internacionales sugieren que durante el embarazo los valores no superen los 2,5-3 .

Cuando la TSH se encuentra elevada pero el resto de las hormonas tiroideas está dentro de la normalidad se considera que existe hipotiroidismo subclínico.

Una TSH superior a 6 y una médico pasota

Éste era mi caso y en la primera analítica mis niveles de TSH estaban en 6.7. Una cifra muy elevada, sobre todo si pensamos que en otros países los valores normales bajan a 2 – 2.5 como límite superior y durante el embarazo lo ideal sería mantenerlo por debajo de esa cifra.

Yo nunca antes me había realizado ningún control del tiroides, así que no sé si aquella situación era anterior al embarazo o bien había aparecido o se había agravado durante él.

Pues bien mi médico de cabecera no le dio la mayor importancia. Lo único que me dijo fue que me repitiera la analítica en 2 meses.  Yo decidí confiar en ella, me explicó que aquello no influía en mi embarazo para nada. Aunque evidentemente me quedé con la mosca detrás de la oreja y algo preocupada, pero me repitió tantas veces que no me preocupara que tomé la decisión de no pensar en ello.

Mi médico no estaba nada actualizada en temas endocrinos. Y no es una situación extraña, el hipotiroidismo en muchas ocasiones es infravalorado por los mismos profesionales médicos.

¿Qué le puede pasar al bebé cuando hay hipotiroidismo durante el embarazo?

Un hipotiroidismo correctamente tratado no supone mayor riesgo para el embarazo aunque también está probado que el que no tratarlo o hacerlo de forma incorrecta puede acarrear varios efectos, como ya hemos visto. El hipotiroidismo aumenta el riesgo gestacional e incrementa la morbilidad perinatal:

  • pérdida fetal (20%)
  • alteraciones estructurales (20%)
  • desprendimiento de placenta (20%)
  • hemorragia post parto (20 %)
  • bajo peso al nacer (30%)
  • anemia (33%)
  • preeclampsia (44%)

Siendo una alteración que se puede diagnosticar fácilmente con un análisis de sangre y que además tiene un tratamiento fácil no entiendo la necesidad de correr riesgos.

Y la TSH sigue aumentando

Pasado ese tiempo me volví a realizar el análisis y cuando fui a por los resultados la TSH había aumentado hasta 9.

Mi médico me dijo que me fuera al día siguiente con los resultados al hospital por Urgencias. Os podéis imaginar lo asustada que salí de allí.

Aún no entiendo como en el primer control no le dio importancia y en el segundo me mandó para el hospital. Había pasado de un extremo a otro.

Por supuesto, después de aquella situación perdí toda la confianza en ella y cambié no sólo de médico de cabecera sino también de centro de salud.

También os adelanto que en ninguna otra ocasión me he vuelto a encontrar con otro sanitario así. Todos los profesionales que por cualquier motivo me han visto después han dado al hipotiroidismo la importancia que merece. Ni más ni menos.

No es una enfermedad de riesgo vital, pero su control puede evitar muchos problemas de salud posteriores.

El peor susto de mi embarazo

Tenía mucho miedo, estaba ya en la semana 19, había pasado casi la mitad del embarazo con el tiroides descontrolado y temía que eso hubiera afectado a mi hijo de algún modo. Fue un momento horrible. El peor de todo mi embarazo. Tenía mucho miedo.

Una vez en Urgencias me vieron y me dieron un poco de tranquilidad.

Me hicieron una ecografía donde vimos que todo marchaba correctamente. El embarazo transcurría con normalidad y pudimos ver que el bebé se encontraba bien y crecía de forma adecuada.

sexo del bebe

Descubriendo el sexo del bebé

Aún no sabíamos en aquel momento el sexo del bebé que estábamos esperando, y aunque con el susto que llevaba en el cuerpo casi ni me acuerdo, cuando por fin la ginecóloga me dijo que todo estaba bien le pregunté si se podía ver si era un niño o una niña.

Fue muy amable y aunque era una consulta de Urgencia se puso a mirar. Y así, de la manera que menos hubiera esperado descubrimos que era un niño lo que venía en camino. Aquella fue la nota amable del asunto.

Tratamiento para hipotiroidismo y embarazo

Me citaron en la consulta de Embarazo de Riesgo para ponerme tratamiento, que consistía en tomar una pastilla diaria. De ahí me derivaron al endocrino que acabó de regular la dosis que tenía que estar tomando durante el embarazo. Habían pasado otras dos semanas más hasta que por fin tuve el tratamiento necesario en mi caso.

Aquel sin duda fue el mayor susto que sufrí durante el embarazo. Y a pesar de que tanto el ginecólogo como el endocrino me habían dicho que aquellas semanas de tiroides descontrolado no habían causado ningún daño a mi hijo, tuve siempre esa espinita clavada hasta que nació.  Por fortuna ni yo ni mi hijo sufrimos ningún problema por ello.

Aunque el miedo volvió cuando le realizamos la prueba del talón a Gordito. Pero esto ya os lo cuento otro día.


POST ACTUALIZADO
DATOS OBTENIDOS  AQUÍ
Comparte

40 comentarios en “Hipotiroidismo y embarazo (I)”

  1. Uff, me imagino el susto que te debiste de llevar… pobre. Yo la verdad es que nunca había oído lo del hipotiroidismo subclínico… estoy aprendiendo una de cosas ultimamente 😉

    Responder
  2. Pues me parece fatal que haya quien no quiera medicar en lactancia, cuando además el medicamento en mi caso, Eutirox, es de riesgo 0 para la lactancia. Queda aún tanto camino por recorrer y tantos mitos en torno a este tema!

    Responder
  3. Pues sí, en cuanto terminé el embarazo me cambié de médico. No podía seguir confiando en ella, además era una mujer muy despistada… en una de nuestras últmas citas con ella con ya más de 30 semanas de embarazo y una barriga bien evidente me preguntó si ya había ido a la ecografía del primer trimestre…. Me quedé … jejejeUn beso

    Responder
  4. Pues sí, no entiendo por que lo dejó tanto si estar embarazada y tener problemas de tiroides es un criterio para tomar la medicación. Me habría ahorrado más de un susto si no hubiera confiado en ella… En fin, no me volverá a pasar y como dices, al final lo importante es que se solucionó todo bien.Besos!

    Responder
  5. Gracias! Después del parto los niveles volvieron a alterarse un poco, pero es algo que ocurre habitualmente, me subieron la dosis y ya está. A día de hoy tengo todo bien, pero aún necesito la medicación y sigo con mis revisiones. Quizá ya sea algo crónico.Besos

    Responder
  6. El susto fue horrible, lo recuerdo como lo peor del embarazo. Afortunadamente fue solo un susto y en cuanto ya empecé a medicarme y estuve controlada pude respirar más tranquila.Besos!

    Responder
  7. Afortunadamente por lo que leo todo salió bien. Menudo susto te llevarías cuando te dijo que te fueras corriendo a Urgencias, si es que no se nos puede despistar nada. Encantada de seguir tu blog!!!!

    Responder
  8. Por favor!! Eso es una barbaridad!!! Es para denunciarla, de verdad. Yo llevo en tratamiento unos 5 años y ha sido también una lucha continua con los médicos. No le dan importancia y a mi me cambió la vida… Ahora lo tengo reguladísimo, pero ya voy dispuesta a pelearme con cualquier endocrino con las cifras que has dado tú: 2,5 como máximo. Y más estando embarazada! Yo ahora lo tengo a 1,98 y tengo controles cada 2 meses en el endocrino. Pff me que quedado indignadísima con tu post. Hasta se lo he enseñado a mi marido, que sabe por lo que he pasado… Te mando un abrazo!

    Responder
  9. Sí, es una barbaridad. Entonces no le daba muchas vueltas, sólo quería que me trataran y que mi hijo estuviera bien. Pero ahora con la cabeza más fría y con más conocimientos del tema es para indignarse y denunciarla, desde luego. Sobre todo porque estaba en juego no solo mi salud. Afortunadamente yo ahora ya también lo tengo regulado y tengo otro médico que me controla y me lleva el tema bien. Tú me comprendes!!! 😉 Me alegro que tu también estés bien. Cuidate!! Un abrazo para ti también!

    Responder
  10. Sí, es una barbaridad. Entonces no le daba muchas vueltas, sólo quería que me trataran y que mi hijo estuviera bien. Pero ahora con la cabeza más fría y con más conocimientos del tema es para indignarse y denunciarla, desde luego. Sobre todo porque estaba en juego no solo mi salud. Afortunadamente yo ahora ya también lo tengo regulado y tengo otro médico que me controla y me lleva el tema bien. Tú me comprendes!!! 😉 Me alegro que tu también estés bien. Cuidate!! Un abrazo para ti también!

    Responder
    • Lo cierto es que lo recuerdo con mucha angustia, fueron días difíciles y hasta que no tuve a mi hijo en brazos no respiré tranquila. Aunque luego me volví a llevar otro susto con su prueba del talón, ya os contaré en otro post, porque la historia también se las trae. Afortunadamente, todo está bien y yo lo tengo controlado con mi medicación. Un abrazo!

      Responder
  11. Gracias Maria por compartir tu experiencia, me has dado una gran dosis de calma. A las 7 semanas empecé mi tratamiento al saber que tenía la tiroides alterada (hipotiroidismo) y desde entonces siempre llevo la preocupación si mi bebé está bien. Tu caso me da una gran esperanza de que así será.

    Responder
    • Te comprendo perfectamente, aunque algo en mí me decía que todo estaba bien tuve esa preocupación hasta dar a luz. Una espinita clavada todo el embarazo. Pero todo salió bien, y hoy tengo a mi lado a dos hijos sanos a los que mi hipotiroidismo no les ha afectado en absoluto.

      Si ya estás en tratamiento no debes preocuparte. Seguro que tu bebé estará bien, además por lo que dices has empezado muy pronto el tratamiento, así que genial. Sé que es difícil, pero confía y disfruta mucho de tu embarazo. ¡Qué todo te vaya genial!

      Comentarios como el tuyo son los que me animan a seguir compartiendo y escribiendo. ¡Muchísimas gracias!

      Responder
  12. Buenas noches, buscando informacion he llegado hasta aquí, estoy muy asustada, hoy me han dado los resultados de la analítica que me hice en la semana 12, estoy en la 16, y me ha comentado la matrona que tengo que realizarme otra vez la analítica para observar la hormona de la tiroides, puesto que me ha salido a 4,70, dice que un poco alta en el embarazo, igual que tú, nunca me había hecho una prueba de estas, y no sé si me viene de antes o de ahora, estoy muy asustada por mi pequeño… Que yo este de por vida medicandome, dentro de lo que cabe, me da igual, pero quiero que él nazca y crezca sano… Lo siento por todo el rollo, pero espero como a ti te pasó, que mi bebe nazca bien… Mañana vuelven a repetirme la analítica y según como salga, me mandara al endocrino. Buenas noches😘

    Responder
    • Tranquila!! Te comprendo perfectamente, pues yo pasé por lo mismo y es normal sentir miedo. Queremos que nuestros hijos estén bien. Pero seguro que todo irá bien, lo importante es detectarlo y ya lo han hecho. Yo la tuve casi a 10 hasta mitad del embarazo, semana 20 y mi hijo no tuvo ningún problema. El tuyo tampoco lo tendrá. Confía!! El tratamiento es muy sencillo, una pastilla y listo y enseguida se regula. No son para nada niveles alarmantes, pero ya sabes, siempre es mejor controlar estas cosas en el embarazo.

      Estas en el camino, así que relájate, disfruta de tu bebé y pronto todo estará controlado. Ya verás! Cuéntame! Me encantaría saber como te va.

      Un abrazo!

      Responder
  13. Tengo 7 meces de embarozo tanbien me dijeron q tengo hipotiroidimos me dieron dijeron para q sacara una autoricion con el ginecologo y estoy procupada por mi bb

    Responder
    • Tranquila, todo irá bien. Te controlarán y todo seguro saldrá bien. Intenta estar relajada para el bienestar de tu bebé y confía en tus médicos. Un abrazo y mucha suerte!

      Responder
  14. Hola, yo me quedé embarazada (sin esperarlo) después de unos análisis con un tsh 11.060 y t4l de 0.96 en los que me mandaron tratamiento; no creí que me quedaría en estado y estoy muy asustada, estoy en la semana 6 de mi embarazo y todo lo que leo es malo, mañana me haré una analítica para ver como está porque estoy en un sin vivir…
    Acabo de tener un resuello con tu artículo, hay posibilidades!!

    Responder
    • Tranquila, yo tuve la TSH con unas cifras muy parecidas a las tuyas y mi peque nació sin problemas y ahora es un hombrecito que acaba de cumplir 7 años. Mucho ánimo, lo han detectado y te han puesto tratamiento muy pronto. Yo empecé el tratamiento más allá de la semana 20!!
      Estate tranquila, verás como todo irá bien. Me encantaría que me fueras contando. Un abrazo fuerte y cualquier cosa que necesites aquí estoy!

      Responder
  15. Lamentablemente para mi, me diagnosticaron hipotiroidismo a la 8va semana de embarazo, perdí el bebé a las 12 semanas y eso fue porque me trataron con una dosis de levotiroxina muy baja para lo que yo requería, quisiera saber si de pronto hay posibilidad de que suceda en mi segundo embarazo? La verdad siento mucho miedo en volver a quedar en embarazo

    Responder
    • Hola, muchas gracias por tu comentario y por compartir tu experiencia. Siento muchísimo tu pérdida, debe ser un dolor tremendo. Te envío un abrazo fuerte y mucho ánimo. No conozco tu caso, pero imagino que después del diagnóstico habrás seguido y te encontrarás con tratamiento. Cuando tengas los niveles tiroides controlados con la medicación no creo que haya ningún problema en que vuelvas a quedarte embarazada ni tiene porque significar ningún peligro para tu embarazo.
      En mi segundo embarazo el hipotiroidismo no supuso ningún problema, solo un control un poco más cercano y alguna analítica más. Espero que pronto puedas volver a quedar embarazada y abrazar a tu bebé. No tengas miedo, consulta a tu médico y mucha, mucha suerte. Un abrazo grande! Espero que ese día nos compartas la gran noticia!

      Responder
  16. Hola,
    Estoy embarazada de casi 10 semanas y acabo de recoger una analítica que me hice en la semana 9. Aunque el resto de niveles están bien y en las ecografias todo está perfecto mo TSH ha dado 3,18. Mi ginecólogo ha sido muy eficiente y enseguida me ha recetado Eutirox25 y aunque me ha pedido que esta tranquila en ha insistido mucho en la importancia de tenerla controlada. En dos semanas me repiten la analítica pero ahora mismo estoy asustadisima y muy disgustada. Me ha tranquilizado bastante tu experiencia. Me quedo con el blog en favoritos que seguro me ayudará a lo largo de mi embarazo. Gracias!!

    Responder
    • Hola! Te comprendo! Ya has leído como yo pasé por la misma situación, pero como te ha dicho tu médico quédate tranquila, ya tienes el tratamiento necesario. El tiroides responde rápido así que ya verás como en la próxima analítica todo está bien. Disfruta mucho de tu embarazo! Muchas gracias por tus palabras, comentarios como el tuyo son un auténtico subidón. Esto es justo lo que buscaba al compartir mi experiencia. No dejes de contarme qué tal va todo! Un abrazo muy grande!!

      Responder
      • Hola! Muchas gracias por esto porque me da un poco de esperanza. Estoy casi en la semana 7 y ayer me salió 4,29 de TSH. Hasta la semana que viene no tengo con mi ginecóloga y cuando lo busqué en internet para informarme todo era aterrador. Me ha tranquilizado mucho tu post y tengo algo a lo que aferrarme. Muchas gracias y me alegro muchísimo de que todo fuera genial!

        Responder
        • Hola Marta! Por ese motivo precisamente escribí este post y compartí mi experiencia. La información que encuentras en Internet es abrumadora en la mayoría de los casos. Es lógico asustarse, porque no queremos que nada pueda dañarlos, pero estate tranquila. Seguro que tu ginecóloga te pondrá el tratamiento adecuado, tus niveles se normalizarán y tu hijo o hija nacerá sano y fuerte. Tu embarazo además no está muy avanzado, así que es muy bueno haberlo descubierto tan pronto. ¡Enhorabuena por ese bebé! Mi hijo mayor, en cuyo embarazo tuve este gran susto, va a cumplir 8 años ya! Un beso muy grande y ánimo. ¡Me encantaría que me contarás que tal sigue todo!
          ,

          Responder

Deja un comentario

Vas a dejar algunos datos para poder comentar, así que según la ley RPGD te doy los detalles del guardado de tus datos:

  • Responsable: Maria Mesa
  • Finalidad: para que puedas aportar tu comentario (gracias) y en caso de que marques la casilla de suscripción, enviarte por mail mis últimos post.
  • Legitimación: tu consentimiento
  • Destinatarios: tus datos son almacenados en los servidores de Webempresa, cumplidores de la ley RPGD y con servidores en España
  • Derechos: puedes acceder, modificar, limitar o eliminar tus datos cuando quieras