3 recetas de smoothies para niños

3 recetas de smoothies para niños

A muchos niños (y a no pocos adultos) les cuesta a veces comer fruta y verdura. En muchas ocasiones, además, algunos niños son reacios a probar nuevos sabores y alimentos.

No sé si a vuestros hijos les ocurrirá, pero a Gordito el probar cosas nuevas le cuesta bastante.

Sabemos que lo recomendable es  tomar al menos 5 raciones de fruta y verdura al día. En casa damos mucha importancia al hecho de llevar una dieta saludable. Desde que somos padres comemos de manera más sana, para dar ejemplo y para que nuestros hijos también lo hagan.

Una manera de consumir más fruta y verdura es hacerlo en forma de smoothies. ¡A nosotros nos encantan!

Qué son los smoothies

Los smoothies son batidos o licuados que conjugan frutas y verduras. Constituyen una bebida sana, llena de vitaminas y fibra. Con unos pocos ingredientes e invirtiendo muy poco tiempo podemos preparar un desayuno, merienda o tentempié nutritivo, refrescante y delicioso.

Siempre es mejor comer las piezas de frutas enteras, pero podemos incluir estos batidos de vez en cuando en nuestra dieta sin ningún problema. Tienen muchos beneficios, os cuento algunos de ellos.

Beneficios de tomar smoothies

smoothies para niños

– Es una forma excelente de consumir verduras y frutas frescas. Los smoothies están llenos de vitaminas, minerales, antioxidantes y fibra.

– Tienen un sabor muy agradable. ¡Están realmente ricos! Además al tener un aspecto y unos colores muy vivos resultan muy atrayentes para los niños. Normalmente les apetece y les divierte más tomarse un smoothie que un plato de espinacas. Aunque debemos acostumbrarles a comer de todo, en todas sus presentaciones, es una forma estupenda de incluir más verduras y frutas en sus dietas.

– Ahora que llega la primavera, el calorcito y el buen tiempo, estos batidos resultan muy refrescantes. Les podemos añadir hielo picado para hacerlos aún más apetecibles cuando el calor aprieta. Son además una forma estupenda de hidratarnos.

– Al hacerlos en casa podemos controlar la calidad y cantidad de los ingredientes que le añadimos. Además yo casi nunca los endulzo, por lo que resultan muchísimo más saludables que los batidos o zumos industriales.

– Como están realizados, normalmente, sobre una base láctea (leche o yogur o helado) son un alimento muy completo nutricionalmente, por lo que pueden sustituir o complementar cualquier desayuno o merienda.

– Se prepara de una manera rápida y fácil. Las verduras no suelen necesitar cocción previa. Para su elaboración se necesitan pocos utensilios: un cuchillo, tabla de cortar y una batidora smoothie o licuadora serán suficientes. Con una batidora normal también se pueden realizar, pero el resultado será mucho mejor y más rápido con una batidora de vaso. Si te gustan los smothies le sacarás mucho provecho. Hay muchos modelos a elegir, es cuestión de buscar la mejor batidora de vaso para vuestras necesidades.

– Son fáciles de tomar y de llevar de un lado a otro. Se prepara, se guarda en un bote o termo y está listo para tomar en cualquier lugar.  Ahora en esta época del año, preparar un smoothie de merienda y tomarla en el parque o durante un paseo es una idea estupenda para hacer con los niños.

– Admiten una enorme variedad de ingredientes. ¡Hay muchísimas combinaciones deliciosas! Sólo has de ir probando cuales son vuestras preferidas, pero si queréis, podéis tomar un smoothie diferente cada vez. ¡No os aburriréis!

Nos pueden ayudar en su elaboración los niños. Si son más pequeñitos pueden ocuparse de lavar la fruta y la verdura. Los más mayores pueden ayudarnos a pelarla o a trocearla. Para evitar accidentes, del momento de la licuadora o batidora mejor nos ocupamos los papis.

NUESTRAS RECETAS FAVORITAS DE SMOOTHIES PARA NIÑOS

Os voy a compartir nuestras recetas de smoothies para niños preferidas, que nos encantan a toda la familia.

SMOOTHIE DE FRESAS

Una receta clásica pero que nunca falla. Fue uno de los primeros smoothies que probamos en casa y lo hacemos muy a menudo.

INGREDIENTES:

  • 1 buen puñado de fresas
  • Leche o yogur natural sin azúcar
  • Hielo

smoothie-fresh-niños

Pocos ingredientes, pero una combinación realmente deliciosa.

Podemos usar leche o yogur, depende de si nos gusta más o menos cremoso.

También se puede sustituir la leche o el yogur por bebidas vegetales. Cuando Gordito aún no había superado su alergia a las proteínas de la leche de vaca, los hacíamos con bebida de soja y el resultado también es muy rico. ¡Probad distintas combinaciones hasta dar con la que más os guste!

Si congeláis las fresas con antelación no hará falta que le añadáis hielo para obtener un smoothie muy refrescante.

También en muchas ocasiones le añadimos un plátano maduro. Nos gusta mucho la combinación de fresa y plátano.

 

SMOOTHIE VERDE

A mis hijos les hace mucha gracia su color. Y lleva espinacas, que los ayuda a ser tan fuertes como Popeye 😉. El sabor es realmente rico, me sorprendió mucho la primera vez que lo probamos.

INGREDIENTES

  • Un buen puñado de espinacas frescas
  • Yogur natural sin azúcar (o leche si lo preferís más líquido)
  • Media manzana verde
  • 1  plátano maduro

smoohie-espinacas-niño

La elaboración no tiene más misterio, todo a la licuadora o batidora hasta conseguir la consistencia que queramos. Probadlo, seguro que si lo hacéis se convertirá en uno de vuestros favoritos. Y es una manera estupenda de que los peques tomen espinacas, que a veces les cuesta comerlas en otras recetas.

 

SMOOTHIE NARANJA

Esta receta nos encanta también y es una de las que más triunfa con los peques. Un smoothie sabroso y muy rico en vitamina C y A.

INGREDIENTES

  • 1 naranja
  • Una zanahoria
  • 1 manzana
  • Un poco de zumo de limón
  • Hielo (opcional)

smoothie zanahoria niños

Pelamos y picamos la manzana y la zanahoria y le añadimos un chorrito de zumo de limón. La naranja la podemos añadir a trozos o bien en zumo. Si la añadimos a trozos el resultado será más espeso. A mí, personalmente, me gusta más de esta manera.

También a veces, si lo preparo solo para mí, añado también una pizca de jengibre, que le da un toque buenísimo. A los niños no les gusta demasiado, así que cuando lo hacemos para toda la familia no lo ponemos.

También podemos prepararlo con leche o bebidas vegetales y el resultado será igualmente delicioso.

 

Estas son sólo 3 de las recetas que más nos gustan, pero el mundo de los smothies y batidos de frutas es casi infinito. A nosotros nos gusta ir probando ingredientes y sabores nuevos.

 

¿Os gustan los smoothies? ¡Cuéntame tu receta favorita! ¡Animaros a probarlas!

 

 

Comparte

6 comentarios en “3 recetas de smoothies para niños

    • Gracias a vosotras por leerme! En este tiempo de calorcito que se acerca son una merienda estupenda. Aunque yo he de reconocer que, con lo que me gustan las fresas, me hago un smoothie casi a diario de este tipo! Me encantan!

  1. ¡Wolas guapísima!
    Mira que los Smoothies es de las cosas que más me gustan. Particularmente el de fresa me chifla. Y como es uno de los que nos traes… tomo nota para prepararlo en casa 😉

    ¡Saludotes!

    • Te confieso que el smoothie de fresa es uno de mis preferidos. Me encantan las fresas y en esta época me hago uno casi a diario. A mi hijo mayor le gusta más el verde, que también está muy rico. No ha heredado de mí la pasión por las fresas jeje.

      Un abrazo compañera!

Deja un comentario