Croquetas de pollo sin leche ni huevo: cocina con niños

Croquetas de pollo sin leche ni huevo: cocina con niños

Croquetas de pollo sin leche ni huevo 

La semana pasada fue el Día Internacional de la Croqueta. Sí, hay días para celebrar casi todo, así que el día 16 de enero es el Día Internacional de este plato que a casi todo el mundo encanta.

Una receta que también da lugar a muchos debates. ¿Cuáles son las mejores croquetas? ¿De pollo, cocido, jamón? ¿Quién hacía las mejores croquetas, mi madre o la tuya?

Es una comida muy agradecida, admite casi todo tipo de ingredientes, permite aprovechar las sobras de otras elaboraciones y está siempre rica, tanto servidas frías como calientes.

Como podéis haber intuido, en casa nos gustan mucho las croquetas. Además es un plato del que se puede preparar mucha cantidad para congelar y así tener unas deliciosas croquetas listas en cualquier momento. ¡Siempre te salvan de un apuro!

Cocinando cuando hay alergias alimentarias

Pero, como sabéis, mi hijo mayor tiene múltiples alergias alimentarias. Es alérgico a las proteínas de la leche de vaca, al huevo y a los frutos secos. Actualmente, después de un tratamiento de desensibilización ya tolera leche y huevo, afortunadamente.

Pero hasta llegar a este punto han pasado años en los que el huevo y la leche han estado prohibidos en su dieta. Así que las croquetas estaban vetadas para él.

¿Pero cómo permitir que pasara su infancia sin probar este manjar? ¿Se pueden preparar unas croquetas sin utilizar leche ni huevo como ingredientes? Y no menos importante, si se puede ¿está rico el resultado?

Siempre hay una opción… y Caldo Aneto en casa.

Pues sí, podemos preparar unas croquetas libres de estos alérgenos y que además están deliciosas. La clave está en usar un buen caldo en lugar de la leche para hacer la bechamel.

En casa, desde que se diagnosticaron las alergias de Gordito, hemos utilizado los caldos de Aneto. Porque además de estar hechos con ingredientes frescos y 100% naturales, están libres de proteínas de leche de vaca y libres de huevo.

croquetas pollo Caldo Aneto

Os parecerá mentira la cantidad de caldos que hay en el mercado y que tienen leche y/o huevo entre sus ingredientes. Así que desde que descubrimos los caldos Aneto en nuestra casa no han faltado nunca. Los hemos utilizado para hacer ricas sopas y también como ingrediente en muchas otras recetas.

Os dejo la receta para que podáis probarla tanto si tenéis alergias o intolerancias en casa como si no. El resultado es tan rico que merece la pena probarlo. ¿Os animáis?

Croquetas de pollo: cocinando con niños y para niños

croquetas pollo sin leche sin huevo

Es una receta ideal además para hacerla con los niños. Fue una de las primeras recetas en las que Gordito me ayudó y desde entonces siempre que preparo croquetas, él está dispuesto para meter las manos en la masa.

Una vez preparada la masa, es muy divertido para ellos ir formando las croquetas y luego pasándolas por el «huevo» y pan rallado. Así que es una oportunidad estupenda para dejar que los peques de la casa se pongan el gorro de cocineros y ayuden a preparar una cena o almuerzo delicioso.

Dejar que los niños participen y colaboren en la elaboración de las comidas es una actividad fantástica y divertida que les reporta múltiples beneficios. ¡Así que todos a la cocina, manos a la obra!

Bechamel sin leche

Ya os he adelantado cómo vamos a sustituir la leche en nuestra receta. Utilizaremos Caldo Aneto de Pollo. Como estas croquetas también las va a probar mi hijo pequeño, que tiene un año, vamos a utilizar el Caldo Aneto de Pollo bajo en sal.

Harina de garbanzos para sustituir el huevo

¿Cómo sustituimos el huevo? Pues hay varias formas de hacerlo. En esta ocasión os voy a contar la que yo siempre utilizo para este tipo de recetas.

Se trata de sustituir el huevo para el rebozado por una mezcla de harina de garbanzos con agua. Suena raro, lo sé, pero el resultado es estupendo. Y no, no harán que nuestras croquetas sepan a garbanzo.

Es una alternativa al huevo fácil de encontrar en cualquier supermercado y barata.

Para sustituir un huevo sólo debes utilizar 1 cucharada de harina de garbanzos disuelta en dos cucharadas de agua.

Hay que mezclarlo bien, para evitar grumos, hasta obtener una consistencia parecida a la del huevo batido.

Yo casi nunca lo hago pero podéis añadir a la mezcla de harina y agua unas gotitas de zumo de limón o vinagre para contrarrestar el sabor a garbanzo.

¿Facil, verdad? Ya sólo tenéis que utilizar esa mezcla como si fuera huevo batido. Probadlo y me contáis. Os sorprenderá.

Manos a la masa

Nosotros en este caso vamos a preparar unas croquetas de pollo. Son una de las preferidas de Gordito, pero podéis hacerla de lo que más os guste a vosotros, únicamente sustituyendo el pollo por vuestro ingrediente preferido. Una vez explicado esto, vamos con los ingredientes y el paso a paso:

INGREDIENTES:

ingredientes croquetasingredientes croquetas

PASO A PASO:

– Preparamos la «bechamel» de caldo. Ponemos 2 cucharadas de harina en un cazo o sartén y la rehogamos con un poco de aceite de oliva (podemos usar mantequilla, pero a mi me gusta más el resultado y sabor que aporta el aceite de oliva). Es importante sofreír bien la harina con el aceite para evitar que luego la mezcla tenga sabor a harina cruda.

croquetas pollo sin leche sin huevo

Seguidamente  vamos añadiendo poco a poco el caldo de pollo Aneto bajo en sal. Vamos removiendo la mezcla sin parar para evitar que nos queden grumos. Un truco para que esto no ocurra y que yo siempre utilizo es añadir el caldo previamente calentado. Seguimos añadiendo y removiendo hasta que tenemos la consistencia de una bechamel algo espesa.

Añadimos a la bechamel  nuestro pollo desmenuzado o picado. Yo en otras ocasiones he utilizado resto de asado de pollo, pero en este caso he usado unas pechugas de pollo a la plancha que luego he pasado por la picadora.

croquetas pollo sin leche sin huevo

Mezclamos bien el pollo y la bechamel. Extendemos en un plato y dejamos enfriar completamente. De este modo luego es más fácil formar las croquetas y los niños nos pueden ayudar sin ningún riesgo.

croquetas pollo sin leche sin huevo

– Cuando la mezcla está fría es la hora de poner las manos en la masa y llamar a nuestros pequeños ayudantes.  Las manos más expertas dan forma a las croquetas ayudándose de dos cucharas soperas. Pero nosotros utilizamos las manos, es la forma más divertida para ellos. Así que dejamos que nuestros pinches vayan dando haciendo las croquetas.

croquetas pollo cocina con niños

– Una vez dada la forma, pasamos las croquetas por la mezcla de harina de garbanzos y agua, como si se tratara del huevo batido. Después las pasamos por el pan rallado.

croquetas pollo sin leche sin huevo

– ¡Cuidado! La masa de las croquetas está muy rica aún sin terminar. Espero que vuestros pinches de cocina no sean tan traviesos como el mío, Gordito iba comiendo masa de croquetas a la vez que iba dándoles forma.  Quedáis avisados, ¡son irresistibles!

pillado con las manos en la masa

– ¡Y listo! Tenemos nuestras croquetas listas para ser fritas en abundante aceite bien caliente, hasta que estén doradas.

croquetas pollo sin leche sin huevo

Tienen buena pinta, ¿verdad? Os puedo asegurar que estaban riquísimas. Las hemos disfrutado en familia y no ha sobrado ni una ¿Os animáis a probar esta receta? 

Con esta receta participo en el concurso «Esto me aneta muchísimo» organizado por Madresfera y Aneto.

 

Comparte

12 comentarios en “Croquetas de pollo sin leche ni huevo: cocina con niños

    • Estaban muy ricas! Como Gordito fue el encargado de darles formas le salieron unas croquetas bien grandes 😂, a él le gustan de esa manera, así que él manda jeje. Un beso!

    • La verdad es que la primera vez que las hicimos pensé que el resultado no sería muy rico, pero no, están muy buenas y en casa, aunque Gordito ya ha superado las alergias, las seguimos haciendo así porque a él le encantan de esta manera. Un beso!!

Deja un comentario