Antojos en el embarazo: mi experiencia

Antojos en el embarazo: mi experiencia

Antojos en el embarazo: ¿mito o realidad?

Se supone que tres de cada cuatro mujeres embarazadas tendrán los llamados antojos del embarazo. Pero, ¿qué son? Se llaman antojos a los caprichos, normalmente relacionados con la comida, que hace que las mujeres sientan un apetito especial durante el embarazo hacia algo en concreto. Este antojo no se satisface con un sustituto y además la necesidad de satisfacerlo es urgente. Cuando por fin la mujer come el objeto de su deseo siente un placer y una satisfacción especial.

Os suena, ¿verdad? Es un tema entre el mito y la realidad, ampliamente conocido por todos y que se ha usado muchísimo como recurso tanto en el cine como en la televisión. Esa pareja saliendo de casa a horas intempestivas para buscar el último antojo de su mujer embarazada, lo hemos visto en multitud de ocasiones.

¿Qué provoca los antojos durante el embarazo?

Estos deseos pueden surgir a cualquier hora del día, en cualquier momento de la gestación y hacia cualquier tipo de alimento.

Su origen no está claro. No sé sabe con seguridad si responden a una forma de satisfacer determinadas necesidades fisiológicas, o si surgen para calmar una necesidad nutricional especial debida al estado de gestación. O si es debido a meros caprichos o a una mezcla de ambas cosas. También se apunta en muchas ocasiones a causas psicológicas o sociales.

antojos en el embarazo

Cambios hormonales

Algunos expertos relacionan los antojos en el embarazo con los intensos cambios hormonales que tienen lugar en esta etapa. Estos cambios tienen su impacto también en el sentido del gusto y del olfato, por lo que las mujeres embarazadas disfrutan la comida de una manera diferente.

Una posible explicación sería que el cuerpo intenta compensar con determinados alimentos estos cambios metabólicos y hormonales que se producen durante el embarazo.

Necesidades nutricionales especiales

Algunos nutricionistas, sin embargo, opinan que los antojos en el embarazo surgen para compensar una necesidad nutricional.

De este modo una deficiencia de vitamina B podría justificar el deseo de comer chocolate, o la necesidad de proteínas el deseo de comer carne roja.

También podría explicar el por qué algunas mamás sienten la necesidad de tomar algo dulce a altas horas de la madrugada. Respondería al hecho de que la embarazada quizá lleve varias horas sin comer y se haya producido una bajada de glucosa en la sangre.

Aspecto psicológico

Los antojos en el embarazo también pueden responder a una mayor necesidad de afecto de la embarazada hacia su pareja, en esta etapa tan crucial de su vida y llena de cambios. Desde luego, su origen no queda claro y son muchas las hipótesis que intentan explicar su aparición.

Cerebro

Algunos estudios han puesto de manifiesto que las áreas del cerebro implicadas en el gusto están muy cerca de las que reciben los impulsos nerviosos originados en el útero durante el ciclo menstrual y el embarazo.

Todas estas áreas están situadas en la ínsula, considerada como el quinto lóbulo cerebral. De este modo, cuando las terminaciones nerviosas del útero envían señales a sus receptores cerebrales, éstos, por proximidad, pueden activar también a los receptores del gusto, provocando así los antojos. Curioso, ¿verdad?

antojos en el embarazo

¿Se deben satisfacer los antojos en el embarazo?

Si le preguntas a cualquier embarazada te dirá que sí. ¡Es absolutamente necesario para ellas el satisfacerlos!

No pasa nada por satisfacer un antojo en concreto o darse algún que otro capricho durante el embarazo, siempre que no haya ningún contraindicación médica para ello. Pero como en la mayoría de las ocasiones los antojos son alimentos dulces, llenos de grasas o no demasiado saludables, lo más recomendable es hacerlo siempre con moderación.

Llevar una alimentación saludable es siempre recomendable. Y lo es aún más en el período de gestación. Hay que llevar una alimentación sana y equilibrada para evitar problemas de salud tanto en la mujer como en el futuro bebé.

Antojo insatisfecho, ¿mancha en la piel?

Existe la creencia, tremendamente arraigada, de que si una embarazada no logra satisfacer un antojo el bebé nacerá con una mancha en la piel. Yo misma tengo dos manchas de nacimiento que mi madre decía que eran dos antojos no satisfechos de fresas.

Pero esto es absolutamente falso y carece de cualquier explicación científica. Así que si estás embarazada y no has podido cumplir algún antojo, no te preocupes. Tu hijo o hija no va a nacer con ese plato de fresas con nata tatuado en su piel, ese que tanto deseabas anoche a las 4 de la madrugada.

Cómo controlar los antojos

Si los antojos que tienes durante el embarazo no son del todo saludables, existen algunos consejos que te ayudarán a controlarlos.

antojos en el embarazo

Desayunar bien. Si las náuseas te lo permiten empieza el día con un buen desayuno. Rompe con el ayuno nocturno. Si te lo saltas pueden aumentar los antojos y las ganas de determinados alimentos.

Hacer varias comidas al día, lo ideal sería hacer 5 comidas. Así se evita tener el estómago vacío durante muchas horas, para evitar bajadas bruscas de glucosa y esquivar la sensación de hambre y la aparición de antojos no recomendables.

Hacer ejercicio físico. Practicar alguna actividad física suave, adecuada al embarazo es siempre beneficioso. Además reduce la ansiedad y ayuda a mejorar el estado emocional al segregar endorfinas, las llamadas hormonas del bienestar.

– Buscar apoyo emocional. Ya hemos visto como los intensos cambios hormonales del embarazo pueden estar relacionados con la aparición de antojos.

Habla sobre cómo te sientes en esta etapa, sobre cómo estás aceptando los cambios que se producen en tu cuerpo y los que se avecinan en tu familia pueden hacerte sentir mejor y más relajada. Hay que dejarse querer, mimar y buscar siempre el apoyo necesario.

– Si el antojo es muy grande y no puedes controlarlo de otra manera, en vez de darte un gran atracón intenta tomar una porción pequeña.

Antojos más sanos. Si tus antojos en el embarazo no son del todo saludables, debes intentar moderar su consumo o buscar alternativas más sanas. Algunos ejemplos:

ANTOJO                         SUSTITUIR POR

                                                         Helado                Yogur helado bajo en grasas

                                                         Chocolate          Chocolate negro bajo en azúcar

                                                    Antojos salados     Frutos secos sin sal, crudités de verduras…

 

Pica: el deseo irrefrenable de comer cosas no comestibles

Sentir ganas de comer chocolate, pepinillos, helados o galletitas saladas puede ser algo muy habitual durante el embarazo. Lo que ya no es tan normal es sentir unas ganas muy grandes de comer cosas u objetos que no son comestibles: tiza, barro, pelo, pasta de dientes, colillas, pintura, ceniza, jabón…

Es lo que se conoce como pica. Un trastorno compulsivo alimenticio que puede aparecer durante el embarazo. Aunque no es exclusivo de esta época de la vida, puede aparecer también en niños o en épocas de estrés y ansiedad.

Y se caracteriza por eso, por el deseo de comer cosas que no se comen, cosas extrañas y en absoluto saludables.

El nombre de pica procede del latín. Así se llamaba a las urracas, que es un pájaro que come de todo.

Este trastorno ya nada tiene que ver con la aparición de unos inocentes antojos del embarazo. Si estás embarazada y sientes estos extraños deseos debes consultar de inmediato con tu médico o ginecólogo. Puede llegar a ser muy peligroso tanto para la salud de la madre como para la del futuro bebé: envenenamientos, intoxicaciones, infecciones, obstrucciones intestinales pueden ser algunas de las complicaciones asociadas a la ingesta de estos materiales no comestibles.

antojos en el embarazo

Antojos durante mis embarazos: mi experiencia

Ya os he contado alguna vez que yo soy muy golosa. Me encanta todo lo dulce, los helados, las tartas, el chocolate. Pues bien, durante mi primer embarazo mi mayor antojo fue la fruta. ¿A qué es curioso?

De vez en cuando me seguía apeteciendo tomar algún dulce o algo de chocolate. Cómo no tenía ninguna restricción dietética ni diabetes gestacional, cuando me apetecía lo comía. Pero no ocurría muy a menuda, era algo muy ocasional.

Antes del embarazo de Gordito yo no comía demasiada fruta. Tomaba alguna pieza todos los días por aquello de intentar llevar una dieta saludable. Pero no me gustaba especialmente. Tenía que esforzarme para hacerlo.

Fruta y más fruta

Pero fue quedarme embarazada y sentir unas ganas tremendas de comer fruta. Cualquier fruta y en mucha cantidad. Como Gordito nació en noviembre pasé todo ese verano embarazada. Se me hacía la boca agua solo de pensar en melón, sandía o cerezas. Pero no solo con esas frutas típicas de verano que suelen ser más apetecibles. También comía manzanas, peras, uvas, ciruelas, kiwis… De todo tipo, cualquier fruta era para mí un manjar de dioses.

antojos en el embarazo

Me encantaba ver el frigorífico lleno de fruta. Solía coger varias piezas, las troceaba en un plato y me lo comía tranquilamente sentada en el sofá, disfrutando. Desde luego comía mucho más de las 5 raciones de fruta y verduras diarias recomendadas.

Mi segundo embarazo, en este sentido fue más tranquilo. Aunque es cierto que las primeras semanas estas ganas de comer fruta se volvieron a repetir, pero duraron poco. Pronto llegaron las náuseas y el malestar y entonces ya no tenía ganas de nada. Desaparecieron con ellas los antojos. Cuando por fin me abandonó y empecé a sentirme mejor ya no volví a sentir ningún antojo. Al menos no con el deseo que había despertado en mí la fruta durante el embarazo de mi primer hijo.

¡Qué diferentes pueden llegar a ser dos embarazos, incluso cuando se trata de la misma persona!

Esta es mi experiencia, un embarazo con antojos y otro sin ellos.

 

Contadme, ¿sentiste antojos en tu embarazo? ¿De qué tipo? ¿Conocías la pica en el embarazo?

 

 

POST ACTUALIZADO

Comparte

40 comentarios en “Antojos en el embarazo: mi experiencia

  1. Algo había leído sobre la pica, pero no tenía ni idea de que se llamara así y mucho menos que viniera de la urraca. Yo ahora intento comer más fruta y también estoy incluyendo verduras que antes no había probado. Supongo que durante el embarazo, si llega, intentaré cuidarme así que espero seguir tus pasos con respecto a la fruta.Te he dejado un regalito en mi blog, no se si ya te habrá llegado desde otra parte pero así tienes más 😉

  2. Me dejas helada con lo de la pica, no tenía ni idea. Chica, pues qué suerte con lo de la fruta. Yo me tomaba fruta y era como si me bebiera un vaso de agua vamos, no me hacía nada. Lo que realmente me saciaba eran las comidas potentes tipo lentejas, fabada, cocido, caldo gallego… así, ligeritas jajajaUn beso!

  3. Yo no tenia ni idea de la pica… No sabia ni q existiera!!A mi tb me dio z comer fruta, muchiiisima fruta, a veces era lo unico q me entraba, q tenia hasta los cuatro meses un asco… Ufff q mal, ya ni me acordaba…

  4. Está muy bien que ya intentes llevar una dieta más sana, así estarás en forma cuando llegue el momento. Muchas gracias por el premio! No sabes que ilusión me hace cada premio que me dais. Además este no lo tenía. Voy a tener que ponerme una vitrina ;)Un beso!!

  5. Yo la primera vez que hoy hablar de ella también me quedé helada. Qué cosas pueden pasar, verdad? Aunque yo no he conocido a nadie cercano a quien le pasara. Jejeje, vaya, comidas ligeritas jejeje. Se ve que yo tuve suerte, a veces no comía hasta saciarme para que luego me entrara más fruta, que era lo que de verdad me apetecía.Un beso!!

  6. Si es que lo de la pica es muy curioso y raro. La verdad es que no se si será realmente muy frecuente.Los ascos en el embarazo es que son muy desagradables, verdad? A mi me dio asco el atún y algunos pescados. Era verlos u olerlos y puajjjjj :)Un beso!!

  7. Veo que la pica es poco conocida, menos mal jeje, también puede afectar a niños y adultos, además de a las embarazadas.La verdad es que tuve suerte, porque con la fuerza que me dio por la fruta si me hubiera dado por el chocolate habría acabado mal jeje.Encantada de tenerte por aquí! Ponte cómoda, espero vete mucho!! Un beso y gracias por comentar!

  8. Lo del pica en niños si lo había oido y lo he visto alguna vez, pero en embarazadas??? desde luego es lo que me hubiera faltado a mi!!!A mi me dio por lo bocadillos de lomo con queso y pimientos y por los duldes…esto aun sigo, debe ser la teta o que me he vuelto una vacaburra de serie…a veces me encontraba hasta mal de lo que comía…pues 30 kg con eso te lo digo to!!! aunque no los aparentaba…

  9. Yo creo que en niños si puede ser algo más frecuente, o al menos conocido. Mi hermana de pequeña se comía las hormigas, le encantaban ¿sería pica? jajajajaBocadillos de lomo con queso y pimientos, salivando me tienes…. Yo a pesar de tanta fruta también puse bastante peso.Besos!

  10. Lo del pica me sonaba pero no en embarazadas, asombrada estoy. Yo durante el embarazo me dió por el pan, normalmente sólo lo comía en bocadillos pero durante el embarazo lo comía sólo, con sal y aceite, con mantequilla y azúcar más de una barra al día y aparte de eso me dió también por las alitas de pollo de mcdonalds pero eso sólo cuando veía a un gran amigo, era verli o hablar con él y se me abría un agujero negro en el estómago… un día cin una charla noctirna a la 1 de la mañana cada uno en su casa en pijama me apeteció y vino a buscarme y fuimos por mcauto a por mis ansiadas alitas… en pijama jajaja Saludos! Feliz día! Muack!

  11. Jajaja, os imagino a los dos en pijama en el mcauto, es que los antojos hay que satisfacerlos. Mmm, yo comía bocadillos de mantequilla y azúcar cuando era pequeña, que recuerdos!!Un beso!

  12. Esto de los antojos es todo un mundo, a cada embarazada le da por algo, pero parece que lo común es que lo que nos apetece nos acaba apeteciendo mucho y a todas horas.Un beso y encantada de verte por aquí!!

  13. Que suerteeee, si solo es fruta mo sabes de la que te has librado! A mi me apetecen cosas más golosas, suerte que no son antojos y puedo aguantar sin picar mucho. Que envidia me das!! >__<

  14. Sí que tuve suerte, con lo golosa que soy normalmente tenía miedo de cuando estuviera embarazada, pero yo misma me sorprendí.Bienvenida, espero verte mucho por aquí. Gracias por comentar!Un beso grande!

  15. Me ha encantado el post. Yo el antojo que más puedo destacar es el de los tomates, porque nunca me han apasionado, pero fue quedarme embarazada y me podía comer una ensaladera entera de ensalada de tomate todas las noches. También en el segundo trimestre me dio de repente por querer bocatas de paté, me podía comer una barra entera jajajaja

    • Que curioso es este tema verdad? Algo que nunca te ha llamado la atención ni te gustaba especialmente de pronto se convierte en el objeto de deseo 😂😂. ¡Qué curioso es el embarazo! Gracias por contarnos tu experiencia. Un besote Paloma!

  16. No conocía lo de la pica!! Yo la verdad que con la primera me dio por judias verdes cocidas,así iba genial ,hasta que me dio por las palmeras de chocolate,jaja y claro engorde casi 20 kilos incontrolables ,y la niña nació con un lunar tipo palmera de chocolate,y con la segunda ,me paso lo mismo y en vez de lunar nació con una mancha oscura bastante grande

  17. Sí que tuve antojos sí… Me apetecía muchísimo comer berberechos! Cada vez que mi marido salía de casa se los pedía jaja. Y otra cosa por la que me dio a raiz de verlo en una foto fue por los gambones a la plancha, así puestos en brocheta… Me pasaba el día pensando en ellos! Que cosas eh!

    • Vaya, me está encantando leer todos vuestros antojos. Te dieron antojos marinos jajaja, yo solo fruta, solo veía y pensaba en fruta… y ahora la tomo por dar ejemplo al peque, pero casi nunca me apetece!

  18. Lo del pica me ha resultado muy fuerte, había oído de ese trastorno pero no sabía que se pudiera originar en el embarazo. Y lo del antojo tuyo de frutas me parece genial, así tu dieta fue muy saludable. Yo antojo como tal no tuve, pero sí el antojo de comer y comer sin parar, jaaajaja. Un besote!

    • Es que el embarazo da mucha hambre a veces!! Yo no he comido tanta fruta nunca en mi vida como en aquellos meses, al menos podía satisfacer mis antojos sin preocupación jeje. Lo de la pica es un trastorno raro, pero que en ocasiones sucede durante el embarazo. Yo conocí un caso mientras estudiaba! Un abrazo Pilar!

  19. Yo la verdad apenas tuve antojos, quería olivas, muchas olivas y colacao.. el que si tuvo antojos fue mi chico (se ve que le pasé por mi piel la hormona del embarazo según mi gine y el pobre tuvo de todo) le apetecia siempre un bocata de lomo completo con mucha mayonesa.

  20. Que interesante el post. Vaya capricho de papas fritas con alioli ni más ni menos tuve yo en el 1 embarazo. Jajajaa así me puse. No sabía lo de la pica. Saludos preciosa

  21. Que interesante esta entrada. A mí me daba por querer garbanzos y chocolate jaja gracias que no cogí demasiado peso porque comida sana nunca me apetecía

    • Espero que no fueran garbanzos y chocolate todo junto!🙈 Me resulta muy curioso todo este tema de los antojos, es todo un mundo! Un abrazo! Y gracias por leer y comentar!!

  22. Me ha encantado este post! Y más los consejos que das para controlarlos, yo creo que voy a ser muy de antojos, los tengo ahora no te quiero ni contar el día que esté embarazada!
    Gracias por tus consejos

  23. Pues que suerte que tú antojo fuera la fruta. Yo la verdad que no es que tuviera muchos antojos, pero me vicie todo el embarazo a regaliz roja, y luego leí que era mala!! Pero tampoco era antojo en toda regla porque es algo que me pierde. A parte de eso…nada de nada. Un post genial y con información importantísima. Un beso!!!

Deja un comentario