Mi embarazo: segundo trimestre

Ya os conté aquí como transcurrió el primer trimestre de mi embarazo.

Suelen decir que el segundo trimestre es el mejor del embarazo, ya van desapareciendo las molestias y nauseas de los primeros meses, las hormonas parecen estar más tranquilas y aún la tripa no es tan grande como para causar molestias ni hacerte sentir demasiado pesada. Para mí fue así, sin duda.

Además suelen ser los meses donde empiezas a sentir sus movimientos y pataditas y donde descubres el sexo del bebé. Dos momentos inolvidables. Recuerdo que la primera vez que identifiqué los movimientos de mi Gordito en la tripa estaba intentando dormir la siesta. Sentí como unos movimientos extraños, como si tuviera gases, un burbujeo, es difícil de describir. Ya lo había sentido unos días antes pero durante aquella siesta los movimientos eran un poco más definidos y más fuertes y ya no me quedó duda de que aquel era mi bebé moviéndose.  Notarlo fue muy emocionante. Era alrededor de la semana 16-17 de embarazo. Poco a poco se fueron haciendo más fuertes y pasaron a ser ya patadas en toda regla, que era un poco brutote ya desde dentro.

La barriga también empieza a crecer y a tomar forma, y ya deja de parecer un michelín y durante estos meses ya no queda duda de que es una barriga de embarazada. A mi me encantaba verla crecer, aunque nunca llegué a tener una tripa demasiado grande.

Igualmente tiene sus molestias y síntomas no tan agradables. Yo sufrí durante este período ardores, era algo muy, muy molesto. Leí en Internet muchos remedios para combatirlos, el que mejor me funcionó a mi fue mascar chicle. Por fortuna los sufrí durante poco tiempo, y me di cuenta que la mayor parte de las veces los padecía al tomar bebidas con gas, así que las dejé y fue mano de santo.

Lo que peor llevé fue los edemas en las piernas. Sobre todo a lo largo de la tarde las piernas se me hinchaban muchísimo, mis pies parecían unas botas. Tuve que comprarme calzado abierto y de una talla más de la que usaba normalmente. Paseábamos todas las tardes por la orilla del mar, me daba en la ducha con agua fría y mi marido, muy gentilmente, me hacía masajes en los pies todas las noches, pero aún así fue un problema que me acompañó ya hasta el final del embarazo.

En este trimestre me diagnosticaron finalmente un hipotiroidismo subclínico y tuve que pasar por la consulta de embarazo de riesgo. Os hablaré más detenidamente sobre esto otro día. Sin duda, fue el gran susto de mi embarazo.

¿Cómo vivisteis esos meses vosotras?

Comparte

18 comentarios en “Mi embarazo: segundo trimestre

  1. Pues la verdad es q fueron los mejores, aunque tengo q decir q excepto los ascos de los primeros meses y una infección de orina muuuuy jodida, tuve un embarazo genial. Vamos, q lo firmaba para otro 😉

  2. Nos dejas con ganas de más, espero que todo se quedará en un susto. De vivir la barriga y los movimientos es de lo que más ganas tengo. Después me arrepentiré de haber dicho lo de la barriga.Un beso!

  3. Yo compartí su suplicio de los edemas en las piernas, durante gran parte dle embarazo no tuve tobillos, mis gemelos seguían en un contínuo hasta mis pies-bola… En cuanto a los ardores, yo también los padecí pero fueron más en el último trimestre…

  4. Es una suerte tener embarazos tan buenos y apacibles… así sí que dan ganas de repetir, jejeje. Vaya mala pata la infección de orina, con lo molestas que son.Un beso!

  5. Os lo contaré pronto, pero sí, ya os adelanto, que afortunadamente todo quedó en un susto, pero que nos duró incluso las primeras semanas de vida de Gordito.Yo tenía muchas ganas de que me creciera la tripa, la verdad es que aunque al final te incomoda algo y se hace un poco pesada, yo estaba encantada con mi tripón… y los movimientos, qué contar, espero que lo experimentes pronto, es algo único!Un beso!

  6. Yo también tuvo unos ardores terribles y los pies literalmente como botas,pero todo lo demas estupendamente,sentir al bebe es lo que mas bonito recuerdo del embarazo,cuando veo las barrigas por la calle me entra morriña jajaja.Ya nos contaras que te paso,no me suena para nada lo del hipotiroidismo subclinico.Besitos

  7. Upps, ahora me dejas con la intriga, espero que el susto no fuera demasiado grande. Ya nos contarás. Mi barriga era normalita, aunque aun así necesitaba ayuda para levantarme del sofá, no sé como me las hubiera arreglado con un barrigón enorme, jeje.Besos!

  8. Veo que los ardores y los pies hinchados son molestias muy comunes entre embarazadas, que fastidio. A mi también me entra una morriña tremenda, me encantaba tocar la barriguita y sentir como Gordito respondía… que emoción…Os contaré pronto lo del hipotiroidismo.Un beso!

  9. Para mí todo el embarazo fue genial. Tuve suerte. Lo q me sorprendió mucho es lo q llegué a echar de menos la barriga cuando Bombón nació, algunas amigas me lo decían q luego la barriga se echa de menos, yo no lo podía creer ¿cómo la iba a echar de menos ai tenía a mi bebé? Pues sí la echaba mucho de menos. Feliz día!!! Por cierto… pasa por mi blog q hay algo para ti 🙂 Muack!

  10. Sí, a mi también me pasó y echaba de menos la tripa y la sensación de notarlo dentro, es curioso, verdad?Muchas gracias guapa!!! Cuantos premios!! Me parece increíble!! Que ilusión!Besos!!

Deja un comentario