Gordito en la playa

Vivimos en una ciudad con mar pero este año aún no habíamos encontrado la oportunidad de ir a la playa. Los fines de semana o íbamos a ver a la familia o si nos quedábamos en casa no hacia buen tiempo.
Pero este domingo pasado por fin nos acercamos y aunque el tiempo tampoco acompañó demasiado allá que nos fuimos. 
Yo tenía muchas ganas de ver la reacción de Gordito, el año pasado también lo llevamos en varias ocasiones pero era todavía muy pequeñito y no le gustó mucho la experiencia. 
El verano pasado el primer día fuimos a una playa dónde suele haber poca gente. El mar estaba muy tranquilo y pudimos sentarnos en la orilla con él a jugar con las algas y a chapotear y aunque no estaba muy convencido no lloró. Pero las demás veces ya no fueron tan tranquilas, sólo acercarlo a la orilla y ver las olas ya se ponía tenso y si intentaba dejarlo en la arena lloraba. No quería ni acercarse, creo que le daba miedo el sonido de las olas al romper. Para jugar en la arena también era demasiado pequeño, así que las veces que fuimos sólo nos dábamos un chapuzón nosotros y para casa.
Pero este domingo empezó a andar y a correr por la arena mojada muy contento observándolo todo. Ya parece que no le dan miedo las olas, y aunque había olas bastante grandes el quería meterse en el agua corriendo tras ellas y tuve que darme alguna que otra carrera para evitar que acabara empapado. No llevamos traje de baño porque el día estaba algo fresco y nuestra intención era solo pasear un rato por la orilla, así que al final tuvimos que llevarnos a Gordito llorando de la playa porque quería quedarse allí. 
Estoy deseando volver y meternos en el agua, creo que este año vamos a disfrutar mucho más de la playa, aunque no sé porque me da a mí que aquellos días de tomar el sol tranquilamente tumbada en la toalla se acabaron. 
Y vosotros, ¿os gusta la playa? ¿disfrutan vuestros hijos allí?
Comparte

21 comentarios en “Gordito en la playa”

  1. Ya me gustaría a mí vivir en un sitio con playa¡¡¡ Aunque no me quejo porque voy muy a menudo, me encanta¡ Por suerte a Álvaro también le gusta mucho, el año pasado era más chiquito y tuvimos que estar muy muy pendiente de él. Las veces que hemos ido este año han sido más relajadas, sobre todo cuando se enreda a jugar en la arena.Lo vais a pasar genial con Gordito en la playa, disfrutan tanto que ya sólo por eso merece la pena las carreras y los desvelos que nos pegamos.Un besito

    Responder
  2. yo tb vivo en un sitio con playa y tengo ya muchas ganas de ir a ver que hace, porque fuimos cuando era más pequeñito como de pasada y miraba todo pero claro, al ser tan pequeño no interactúaba mucho con el entorno.Me alegro que lo pasaráis bien! bss

    Responder
  3. A Iris le pasa igual, disfruta muchisimo en la playa con las olas, mojandose y con la arena. Estoy deseando ir porque se lo pasa genial. Por suerte nosotros tambien tenemos playa en nuestra ciudad, lo que no hay tanto es tiempo, pero en fin…, bss!

    Responder
  4. Pues la verdad es que a mi me gusta pero no me gusta. Me gusta para un ratito, pero mucho se me hace pesado, sobre todo si hace mucho calor jejeje. Pero sí que estoy deseando llevar otra vez a Redondo, el año pasado le tenía miedo a la arena, a ver ahora :)Besos y ya nos contarás!

    Responder
  5. A mi me gusta mucho también ir a la playa, aunque ratitos no muy largos, no somos de estar año todo el día, pero espero seguir disfrutando mucho con Gordito en la arena y en el agua. Tenemos que comprar pala y rastrillo para hacer castillos jeje.. Tienes razón, los vemos disfrutar y merece las pena todo. No cambio yo esos días relajados de toalla por estos de juegos!! Besos

    Responder
  6. Eso es lo malo, el tiempo, nosotros podemos ir todos juntos sólo los fines de semana, y no todos, aún así intentaremos disfrutarlos al máximo… Ir yo sola con él a la playa no me atrevo, pero quizá si aprovechemos algún día para pasear por la orilla, hay que aprovechar el tener la playa tan cerquita, que gustazo!! Un beso

    Responder
  7. Yo soy igual, me gusta mucho la playa pero para un rato, no soy de estar allí horas y horas, me agobio rápido también. Pero darte unos baños en el mar, tomar un poco el sol, jugar en la arena… Eso no tiene precio jeje… Ya os iré contando! A ver Redondo como lo pasa.Un besote!

    Responder
  8. Seguro que sí, ahora disfrutará más. Pues a nosotros nos queda bastante lejos la playa y me da terror que nos que demos sin algo para él, como una muda limpia o que haya que lavarlo con agua dulce y las duchas son sólo para residentes, y cosas así. El estar lejos de casa y tener un bebé me da mucho reparo jejej¡Suerte este año con Gordito y la playa!

    Responder
  9. Qué lindo! nosotros fuimos en el verano a la playa (ahora estamos en invierno, casi) y la llevamos a la Vicolina que, en ese momento tenía 9 meses. La verdad que mucho, mucho no disfrutó, o al menos no todo lo que se podría, porque era muy chiquita y se asustaba con tanta gente, y además el agua fría no le hacía mucha gracia. Además como era tan chiquita la teníamos que proteger muchísimo del sol así que pasábamos las dos casi todo el tiempo dentro de la carpa. Ojalá el próximo verano disfrutemos más.- Besos!

    Responder
  10. Ya os iré contando como lo pasados en la playa. Es una piensa que la tendría vosotros lejos, te comprendo yo cuando voy de viaje con Gordito también lo paso mal pensando que necesite algo que no llevemos o cualquier cosa.Al final siempre vamos con una maleta enorme aunque sólo vayamos a pasar un día fuera jejeUn beso!!

    Responder
  11. Eso es lo que nos pasó a nosotros el año pasado, a ver como nos va este, estoy muy ilusionada jejeGracias por visitar y comentar. Encantada de conocerte!! Voy a pasarme ahora por tu blog!! Un beso!!

    Responder
  12. Que bien que tengáis la playa cerca!Este año no le sacáis del agua ya verás, eso sí olvídate de tumbarte relajada, ahora llega la época de hacer castillos, coger conchas, mojarse los pies… pero es tan bonita

    Responder
  13. A ver, nosotros aun también tenemos que enfrentarnos a ver como reacciona cuando se moje en el agua, que aquí el agua del mar es muy fría… Ya os iré contando. Un beso!!

    Responder

Deja un comentario