cómo dormir bien en el embarazo

Cómo dormir bien durante el embarazo

Cuando nos quedamos embarazadas no son pocas las veces que oímos aquello de «aprovecha para dormir ahora, que cuando nazca el bebé no podrás». Y lo cierto es que no es un mal consejo. Pero lo que casi nadie te cuenta es que dormir bien durante el embarazo no es nada fácil. ¿Estás embarazada y quieres saber cómo dormir bien durante el embarazo? ¿Quieres compartir con nosotros cómo te apañabas para dormir esas 40 semanas? ¡Veamos!

¿Cómo dormía durante mis embarazos?

El embarazo es una etapa maravillosa, única, en la vida de una mujer. Pero también es una etapa llena de cambios e incomodidades. No sé para otras mujeres, pero para mí, los embarazos no son un camino de rosas.

En mi primer embarazo

Las primeras semanas del embarazo me dormía por las esquinas. Tenía sueño a todas horas. Aunque durmiera, seguía cansada y con sueño. ¡Una marmota! Es algo muy habitual durante los primeros meses del embarazo. Para muchas mujeres es uno de los primeros síntomas de embarazo: el cansancio y sueño generalizado.

Habitual y lógico. Nuestro cuerpo se pone a trabajar a toda marcha para albergar la nueva vida que está creciendo dentro de él. Nuestro organismo produce más sangre para asegurar la llegada de los nutrientes necesarios al bebé, nuestro corazón y sistema circulatorio trabajan más y más rápido. El bebé que se está formando requiere de toda nuestra energía.

Las hormonas también son responsables de estas ganas de dormir durante el embarazo. El incremento del nivel de progesterona que se produce durante las primeras semanas del embarazo se ha relacionado con la somnolencia.

consejos para dormir bien en el embarazo

Me duermo por las esquinas… y luego no puedo dormir

En mi primer embarazo esas primeras semanas además de mucho, dormía bien. Pero a medida que el embarazo avanzaba y la barriga aumentaba de tamaño, ya fueron pocas las noches que conseguí dormir de un tirón. ¡Y pocas también las que lo he logrado desde ese momento!

Bienvenida, María, al maldormir de la maternidad. Las continuas visitas al baño por la noche, la dificultad para encontrar una postura cómoda para dormir, la acidez, la sensación de ahogo al estar tumbada, el sentirme como una ballena varada en la cama… Recuerdo ir con mis almohadas a todas partes. Una almohada entre las piernas y otra en la espalda me hacían las noches más llevaderas. Aunque los continuos despertares nocturnos me acompañaron ya hasta el día de dar a luz.

En mi segundo embarazo

Otra vez esa sensación de estar sumamente cansada, de tener sueño a todas horas, volvió a repetirse las primeras semanas del embarazo de Trasto. Pero esta vez además aparecieron las horribles náuseas . Ese malestar en el estómago, esas náuseas continuas, esos vómitos decidieron también acompañarme esos primeros meses. Así que durante esa primera parte del embarazo tampoco dormía bien. Incluso acostada sentía ganas de vomitar y me encontraba mal.

Afortunadamente, ese malestar desapareció ya cerca de la mitad del embarazo. Pero para entonces ya la barriga había crecido y ya habían aparecido nuevas dificultades para dormir otra vez. En esa ocasión no tuve acidez ni reflujo, pero sentía un dolor horrible en la espalda al estar acostada y cambiarme de postura mientras dormía era todo un reto para mí. Doloroso y difícil.

Sí, ya veis, dormir durante el embarazo, para mí, no fue fácil en ninguna de las dos ocasiones.

Cómo dormir bien durante el embarazo

El embarazo es una etapa llena de cambios. Estos cambios afectan tanto al físico como a la mente de la futura mamá. Y todas estas transformaciones, como ya os he contado, pueden interferir en el sueño.

El crecimiento de la barriga y los movimientos del bebé pueden hacer muy difícil encontrar una postura cómoda para dormir. Si además estabas acostumbrada a dormir boca abajo, el asunto se vuelve aún más complicado.

Pero si sigues estos consejos, conciliar y mantener el sueño durante el embarazo, te será más fácil. ¡Algunos de ellos, me salvaron la vida durante mis embarazos!

 5 consejos para dormir bien durante el embarazo

– Búscate una almohada: Un cojín de lactancia o una almohada serán tus mejores aliados a la hora de conseguir adoptar una postura cómoda para dormir. Yo no iba a ningún sitio sin mis almohadas. Si no dormíamos en casa, siempre era lo primero que metía en la maleta. Dormir sin ellas era impensable.

A medida que la barriga crecía, dormir de lado me resultaba muy incómodo si no tenía una almohada entre las piernas. Me ayudaba a mantener una postura cómoda. Fue mi compañera más fiel durante aquellos meses. A medida que el embarazo avanzaba empecé a necesitar más almohadas. Acabé ambos embarazos durmiendo con ¡cuatro!: una entre las piernas, dos almohadas bajo la cabeza para poder dormir más elevada y evitar la sensación de ahogo al dormir y otra almohada donde poder apoyar las lumbares.

Sí, verme dormir era un espectáculo, pero oye, me ayudaba mucho a conciliar el sueño y poder dormir algo más cómoda.

– Rutina de sueño: Intentar acostarse y levantarse cada día a la misma hora.

– Intentar no tomar mucho líquido ni una cena pesada: para evitar, en la medida de lo posible, las visitas nocturnas al baño y que las digestiones sean más sencillas y nos ahorremos la pesadez y la acidez.

– Actividad física suave: no antes de dormir, porque puede tener el efecto contrario. Pero una buena caminata a primeras horas de la tarde nos puede ayudar a segregar endorfinas y a llegar a la noche más relajadas. Siempre consulta a tu médico o ginecólogo las actividades físicas que puedes realizar durante el embarazo.

– Técnicas de relajación: si no hay ninguna contraindicación que lo impida, puedes valorar la opción de acudir a alguna clase de yoga. Tiene muchos beneficios durante el embarazo, incluso puedes encontrar clases adaptadas solo para embarazadas. El yoga es una actividad relajante, que ayuda a disminuir la ansiedad y el estrés y puede ayudarte a dormir mejor durante el embarazo.

yoga en embarazadas beneficios

¡Todo pasa!

Pues sí, todo acaba pasando. El embarazo llegará a su fin y por fin tendrás a tu hijo en brazos. Y entonces… ¡serán otros los motivos por los que no puedas dormir! Piénsalo, quizá el maldormir del embarazo exista para acostumbrarte a lo que te esperará luego. 😅 Sea como sea, toma nota de estos consejos que te harán más llevadera esta etapa, e intenta disfrutar de cada momento.

¿Cómo dormías durante el embarazo? ¿Nos cuentas tus trucos?

 

 

 

Comparte

Deja un comentario