15 actividades para hacer con niños en otoño

15 actividades para hacer con niños en otoño

Parece que el otoño, aunque lleva más de un mes con nosotros, es ahora cuando ha decidido mostrarse. Los primeros días de frío y lluvia ya han llegado. Esto unido al cambio de hora que hace que anochezca mucho antes obligan a cambiar las rutinas y las actividades que hacemos con los niños.

Pero eso no significa que tengamos que aburrirnos. He pensado una lista de actividades para hacer con niños este otoño. ¡Me propongo al acabar el otoño haberlas hecho todas! Son actividades sencillas y la mayoría de ellas son gratis.

Además ahora tenemos un puente por delante, espero que podáis coger ideas para disfrutar de estos días festivos en familia.

Hacer manualidades.

A Gordito y a mi nos gusta hacer manualidades y para las tardes frías o lluviosas del otoño es una actividad estupenda.

Como ya queda poco para Navidad (que ya están los dulces navideños en los supermercados😅) también tengo en mente hacer algunas manualidades navideñas para adornar la casa. Os iré compartiendo por aquí y por Instagram todo lo que hagamos.

 

Cocinar juntos

Es otra actividad estupenda para hacer con niños. Hacer algún bizcocho, galletas…¡ya se me hace la boca agua de pensarlo! Y los fines de semana, que el tiempo no apremia tanto, podemos proponerles preparar un desayuno o cena más especial. Además Gordito se muestra más receptivo a probar comidas nuevas si él ha ayudado a prepararlas.

Y volviendo a la navidad, ya tengo algunas recetas navideñas pensadas para hacer con él.

No hay excusa para ponerse el delantal y dejar volar la imaginación entre fogones con nuestros pequeños.

 

Hacer una escapada

No hace falta un gran presupuesto. Podemos elegir algún lugar cercano que no conozcamos y descubrirlo juntos en familia.

 

Descubrir rincones de nuestra ciudad

Es probable que haya algún barrio, zona o parque de nuestra ciudad que no solemos visitar. Es una buena ocasión para cambiar nuestra ruta preestablecida y pasear por allí para conocer nuevos lugares y dejarnos sorprender dentro de nuestra propia ciudad.

 

Pasear por  la naturaleza

Un fin de semana en el que el tiempo acompañe es un momento ideal para buscar una vía verde o ruta por la naturaleza para hacer con los niños. Solo hay que tener en cuenta que el camino sea adecuado para ellos, sin grandes cuestas o desniveles.

Es una ocasión perfecta para buscar hojas, frutos de otoño, para conocer nuevas plantas y árboles.  Y por supuesto disfrutaremos de estar haciendo una actividad saludable en familia y de respirar aire limpio.

 

Hacer un picnic

Quizá el tiempo no acompañe demasiado, pero no hace falta organizar toda una barbacoa. Es tan fácil como aprovechar un día de senderismo y  llevarnos una mochila con algún aperitivo (unos bocadillos , unas galletas, un trozo de bizcocho, unos pinchos de  tortilla, algo de fruta o lo que nos apetezca).

A mitad de ruta podemos hacer una parada para disfrutar de este picnic improvisado y reponer fuerzas para continuar nuestro paseo.

 

Visitar un museo

Nosotros esto lo hacemos a menudo. A Gordito le encantan los museos. En mi ciudad hay sólo dos, pero ya hemos ido tantas veces que hasta lo conocen las personas que trabajan allí.

Los museos no tienen porque ser algo aburrido, seguro que encontramos alguno que interese a nuestros hijos. Además muchos de ellos ofrecen visitas guiadas y actividades para niños.

 

Ir al cine o ver una película juntos

Otro plan ideal para los días de frío y lluvia. Nosotros con el pequeño lo tenemos más complicado para ir al cine, pero podemos hacer unas palomitas de maíz, preparar unos zumos o si hace mucho frío un chocolate calentito y disfrutar de una película juntos tapados en el sofá con una manta. ¿Es o no apetecible?

Aunque al final acabe el bebé intentando robarnos la taza de chocolate y haya que estar parando la película cada dos por tres porque el mayor ha perdido el hilo. También tiene su encanto 😅

 

Leer y leer

Gordito y yo disfrutamos leyendo juntos. Después de cenar y antes de dormir cogemos un libro y lo leemos juntos, él una página y yo otra. Es nuestro momento y me encanta disfrutar de ese ratito juntos.

Si no lo hacéis os animo a hacerlo con vuestros hijos. Y si ya forma parte de vuestra rutina siempre se pueden buscar más momentos en los que hacerlo. Yo tengo pensado todos los ratos muertos en que no sepamos qué hacer dedicarlos a leer siempre que sea posible. ¡Nunca se lee demasiado!

 

Juegos de mesa

Ya sabéis que están en nuestra lista de regalos para Gordito. Con el pequeño Trasto rondando por el salón no será fácil terminar las partidas, pero podemos intentarlo. Tiene que ser muy divertido.

También existen otros tipos de juegos que no exigen mucha preparación y que se pueden jugar de forma más espontánea (y con bebés demandantes cerca 😂). Nosotros compramos unos dados que sirven para contar historias que nos proporcionan ratos muy divertidos. Cuánto más estrafalaria es la historia que resulta más se divierte Gordito.

Nosotros los compramos en Amazon.

Los parques infantiles y las bicicletas no son sólo para el verano

Es cierto que ambas cosas se disfrutan más cuando hace buen tiempo pero eso no significa que no podamos disfrutar de ellas hasta marzo.

Hay que aprovechar las tardes en las que no haya lluvia o viento para equiparse, abrigarse bien y dejar que los niños socialicen y gasten su inagotable energía bajando por los toboganes y dándole a los pedales.

 

Ir a un parque de bolas

Y si el tiempo no acompaña también podemos llevar a nuestros hijos a algún parque de bolas o ludoteca donde puedan jugar con los amigos y disfrutar de las instalaciones.

Muchos de ellos además tienen cafetería para que los padres puedan tomarse algo tranquilos mientras los niños lo dan todo entre las bolas. Es un plan que podemos disfrutar toda la familia 😉

 

Tostar nubes

Esto es algo que ya hemos hecho algún año. Compramos marshmallow, le decimos a la tita que nos invite a casa (hay chimenea y nosotros vivimos en un piso) y pasamos la tarde tostando las nubes al calorcito de la chimenea. ¡¡Quedan muy ricas!! No es que sea lo más saludable del mundo, pero un día nos podemos dar el capricho.

Para ello mejor comprar auténticos marshmallows americanos, las nubes que suelen vender en las tiendas de chuches no quedan tan buenas ni funden igual.

A Gordito le gustó la experiencia. Podemos aprovechar los dados de antes y contar historias mientras tostamos nuestros marshmallow. Suena un poco de película americana, pero es divertido y ¡muy rico!

Ver fotos en familia

No sé a vosotros, pero a mí me pasa que hago muchísimas fotos (casi todas de mis hijos) pero luego ahí quedan, archivadas en el móvil o con suerte pasadas al ordenador.

Así que uno de mis planes para hacer con los niños es ese, dedicar alguna tarde a ver algunas de las fotos que tenemos guardadas. A Gordito, además, le encanta ver fotos suyas.

Podemos aprovechar el momento para recordar las cosas divertidas que hemos hecho, los viajes, los cumpleaños. Recordar con él las cosas que hacíamos juntos cuando era pequeño, además ahora que su hermanito está con nosotros, estoy segura de que le resultara divertido verse fotografiado o ver vídeos de cuando él tenía la edad que ahora tiene su hermano.

 

Ir a ver el alumbrado navideño

Pues sí, cada vez parece que la Navidad va a llegar antes y en muchas ciudades el alumbrado se enciende a finales de Noviembre. Creo que por aquí tendremos que esperar a diciembre, pero yo estoy deseando de disfrutar ese momento. Como habéis podido deducir me encanta la Navidad, el ambiente en las calles, las luces, la decoración navideña… ¡todo!

Por ese motivo pasear por las calles, disfrutar de la ciudad engalanada con las luces, visitar los Portales de Belén, decorar nuestra casa y todo lo relacionado con los preparativos de esta fiesta es uno de los planes que más me apetece para este otoño.

Para mí es una época muy bonita, y lo es mucho más desde que tengo hijos.

 

¿Qué os parecen? ¿Alguna recomendación?

 

 

 

 

 

Comparte

2 comentarios en “15 actividades para hacer con niños en otoño

  1. Muy buenas actividades.
    Yo añadiría, si tenéis algunos pinos a mano, recoger piñones y hacer luego un piñonate o merendarlos con pan. Es algo que les encanta. También podéis asar castañas.

Deja un comentario