exantema subito fiebre

Exantema súbito

¿Qué es el exantema súbito? Solo oír el nombre de esta enfermedad puede asustar bastante, todo lo que lleva el apellido súbito da miedo ¿verdad? Pero el exantema súbito es solo una enfermedad infecciosa producida por un virus, que se da con mucha frecuencia entre niños pequeños. Afortunadamente es una entidad de poco importancia, que se resuelve sin problemas en unos días. Pero el susto de ver aparecer las manchas en la piel de tu hijo quizá sea un poco más difícil de olvidar.

Os voy a contar nuestra experiencia con el exantema súbito. ¿Te quedas a recordar conmigo?

Exantema súbito: la primera vez que mi hijo tuvo fiebre

Me puedo considerar afortunada. Mis hijos son niños que han enfermado poco en sus primeros años. Algún resfriado, moquetes o alguna infección banal típica de los meses fríos. Nunca han tenido una bronquiolitis, por ejemplo. Al comenzar el cole Gordito sí que empezó a enfermar más: otitis, laringitis, gastroenteritis… pero nada grave ni fuera de lo habitual, afortunadamente.

Nuestra experiencia con el exantema súbito

Así nos trasladamos hasta hace unos años, cuando Gordito tenía aproximadamente un año y medio. Un domingo, mientras dábamos un paseo con él por la mañana nos dimos cuenta de que tenía la piel más caliente de lo habitual y que estaba un poco desganado y no quería andar, sólo quería estar en brazos. Al llegar a casa no quería comer, escupía la comida y cada vez estaba más apagado. Al ponerle el termómetro vimos que tenía 39 de fiebre. Nunca antes había tenido fiebre. Cómo no había querido tragar la comida pensé que quizá tuviera infección en la garganta.

Como buenos padres novatos y primerizos nos asustamos bastante. Era la primera vez que lo veíamos tan afectado y con fiebre. Dudamos un poco, pero al final nos decidimos por acercarnos al centro de salud que se encontraba de guardia para que le echaran un vistazo.

Allí lo exploraron y nos dijeron que no tenía nada en la garganta ni en los oídos. Nos dijeron que le diéramos apiretal para la fiebre  y el malestar y lo observásemos, seguramente estaría incubando algo.

bebe enfermo cuidados

Fiebre alta sin foco aparente

Y así estuvo hasta el martes, a las 3 o 4 horas de darle el antitérmico la fiebre volvía a subirle y volvía a estar decaído. También tuvo un par de vómitos. Daba mucha pena verlo tan cansado, sin ganas de jugar, sin apenas reír, sólo quería estar pegado a nosotros.

Pasamos unas noches horrorosas, sin apenas dormir. Durante el día tampoco quería comer. Pasó esos días prácticamente solo a base de teta. ¡Bendita lactancia materna también en esos momentos! Cuando no quieren comer y se encuentran mal, la teta es su consuelo y también su sustento. Al menos sabía que así se mantenía bien hidratado y estaba más tranquila y relajada. Porque ¿a qué sepa mal cuando no quieren comer nada?

Cita en el hospital 

Lo recuerdo como unos días complicados. La primera vez que ves a tu hijo enfermo no se olvida. Para rematar aquel martes teníamos cita en el hospital con el alergólogo y aunque esa misma mañana seguía con algo de fiebre no podíamos dejar pasar la cita, así que fuimos.

Tuvimos que esperar mucho rato en una sala llena de gente. Podéis imaginar lo que es esperar durante horas con un niño de año y medio pachucho en una pequeña sala de espera abarrotada de gente. ¡Ya no sabía cómo entretenerlo!

Una vez en la consulta el médico mandó hacerle en ese momento un prick test (las pruebas de alergia que se hacen con pequeños pinchazos en el antebrazo). Esto se merece una entrada aparte, ya os contaré, pero os adelanto que también pasamos allí una mañana para olvidar.

Erupción en la piel tras la fiebre

Al volver a casa tras aquella consulta, la fiebre ya había desaparecido, lo que fue un gran alivio y pensé que ya el virus o lo que tuviera estaba superado.

Paso la tarde algo mejor pero observé que en la barriga le habían salido unas pequeñas manchas que pensé que sería una reacción del test de alergia que le habían hecho esa mañana y no le di mayor importancia. Pero al día siguiente se levantó lleno de manchas en la piel, estaban más enrojecidas y se habían extendido por gran parte de su cuerpo, incluida la cara.

El susto que nos llevamos fue tremendo. La fiebre y las erupciones en la piel en ocasiones asustan cuando aparecen juntas y te hacen temer enfermedades graves. Los padres solemos pensar en las petequias y en su asociación con la meningitis.

Sin embargo las infecciones víricas, que son las más frecuentes en los niños, tienen con frecuencia la capacidad para originar lesiones en la piel.

erupción piel exantema subito roseola

Enfermedades exantemáticas de la infancia

Existen toda una serie de enfermedades, conocidas como exantemáticas que se caracterizan por la aparición de diferentes erupciones en la piel. Entre las más conocidas están la varicela, el sarampión, la escarlatina y el exantema súbito. Por ello ver niños con fiebre y lesiones en la piel es algo habitual. Será el diagnóstico diferencial de las erupciones, entre otras cuestiones, lo que orienta al diagnóstico.

Su pediatra después de explorar a Gordito y las erupciones de su piel nos dijo que se trataba de roséola o exantema súbito. Una enfermedad frecuente en la infancia y benigna, sin más complicaciones. Como está producida por un virus no necesitaba más tratamiento, Gordito además ya se encontraba mejor y llevaba un día sin fiebre.

Diagnóstico: Exantema súbito

En resumen el exantema súbito es una enfermedad que debuta con dos o tres días de fiebre alta sin foco aparente y una vez que desaparece la fiebre aparecen las manchas en la piel, que no pican ni causan más molestias, sólo la cuestión estética y desaparecerán en 3 o 4 días. Justo lo que le había ocurrido a Gordito.

Las manchas en su piel fueron poco a poco desapareciendo, fue recuperando el apetito y la energía. En unos días había vuelto a  ser el terremoto de siempre. Podíamos decir que ya había superado su «primer virus».

Trasto, casi con la misma edad que Gordito, el año pasado también sufrió un exantema súbito. De igual modo que Gordito, unos días de fiebre alta sin causa aparente y una mañana al despertar la sorpresa de las erupciones en su piel. Después de comprobar que la fiebre ya había desaparecido y que la erupción desaparecía al presionar sobre la piel, nos quedamos más tranquilos. El exantema súbito había vuelto a visitarnos.

 

¿Conocíais esta enfermedad? 

Comparte

30 comentarios en “Exantema súbito”

  1. Jo, vaya susto encontrarte al niño así. Creo que esta enfermedad la tuvo un niño del cole de mi hijo, pero fue en vacaciones y no lo vimos, no sabía que la piel se ponía de esa manera. Esperemos que pase un buen verano y no vuelva a coger ningún virus.

    Responder
  2. Menudo susto ¿no? Yo si me lo encuentro con el cuerpecito así me da un payá…Menos mal que ya está como siempre, ahora a ver si come con ganas para recuperar el peso perdido, que tiene que hacer honor a su nombre blogueril 🙂

    Responder
  3. La verdad es que no había oído hablar de ella en mi vida!! Lo bueno es que Gordito ya esté recuperado. Qué sustos se lleva una con las cosas que les pasan y las enfermedades que desconocemos!! Besos

    Responder
  4. La foto es de internet, no es Gordito, él no tenía las manchas tan rojas pero sí que la cantidad era parecida… Es un susto, la verdad. Esperemos que pase mucho hasta que vuelva a coger otro virus!! Un beso

    Responder
  5. Daba mucha impresión verlo llenito de manchas 🙁 pero ya está bien y vuelve a comer bien como normalmente, menos mal que aún estando malito no se desengancha de la teta ni a las de tres jeje… Un beso!!

    Responder
  6. Muchas gracias. Pues son bastante frecuentes este tipo de enfermedades víricas con afectación cutánea, como la varicela, el sarampión…. Espero que todos vuestros niños se vayan librando de estos virus y que el mio no tenga más. Un beso!!

    Responder
  7. Gordito si tuvo muchas manchas en todo el cuerpo, estaba llenito, aunque no tan rojas como la de la foto. Se ve que es una enfermedad bastante habitual entre los niños pequeños. Gracias y un beso!!!

    Responder
  8. Muchas gracias! Ya está del todo recuperado, la verdad es que si impresionaba un poco verle todo el cuerpecito lleno de manchas, al menos cuando aparecieron él ya se encontraba mejor y sin fiebre. Un beso!!

    Responder
  9. Es una enfermedad bastante desconocida y muy alarmante! encontrar a tu hijo lleno de manchas de golpe sin saber qué ocurre, te da un susto bien gordo! me alegro mucho de que ya esté mejor 😉

    Responder

Deja un comentario

Vas a dejar algunos datos para poder comentar, así que según la ley RPGD te doy los detalles del guardado de tus datos:

  • Responsable: Maria Mesa
  • Finalidad: para que puedas aportar tu comentario (gracias) y en caso de que marques la casilla de suscripción, enviarte por mail mis últimos post.
  • Legitimación: tu consentimiento
  • Destinatarios: tus datos son almacenados en los servidores de Webempresa, cumplidores de la ley RPGD y con servidores en España
  • Derechos: puedes acceder, modificar, limitar o eliminar tus datos cuando quieras