Un nuevo hogar…un nuevo comienzo

Un nuevo hogar…un nuevo comienzo

Una noticia muy esperada

¡Por fin os puedo dar la gran noticia! En los últimos resúmenes mensuales os contaba que había un asunto que nos tenía muy ocupados. Ya lo puedo gritar a los cuatro vientos: ¡tenemos un nuevo hogar!.

Han sido meses, como os decía, muy intensos. Surgió la oportunidad cuando menos lo esperábamos. No entraba en nuestros planes el mudarnos aún, aunque era una ilusión que teníamos desde hacía tiempo. Pero entonces llegó. Lo vimos y supimos que ese sería nuestro nuevo hogar. Nos imaginamos viendo crecer allí a nuestros hijos, nos ilusionamos, nos emocionábamos pensándolo.

Pero no todo es tan fácil. Desde que lo vimos y decidimos que ya lo habíamos encontrado y no queríamos buscar más opciones, pasaron meses. Meses de papeleos, burocracia, problemas, indecisiones y mil y un contratiempos más. Varias veces durante el proceso pensamos que no iba a ser posible, veíamos el sueño esfumarse. ¡Si incluso cambió la ley hipotecaria durante este tiempo!

Había días que nos preguntábamos ¿qué más puede ocurrir? No os lo preguntéis nunca, porque sí, cuando parece que nada más puede pasar, otro contratiempo surge. Han sido meses agotadores en ese aspecto. Días de frustración, de desesperanza, pasando por la resignación. Pero al final, todo ha salido bien. Hoy hace una semana que somos propietarios de la que, deseamos, sea la casa de nuestra vida. ¡Aún seguimos en una nube!

mudanza nueva casa

Un nuevo hogar

Cómo ya os he contado alguna vez, no es la primera vez que nos mudamos. En nuestra anterior ciudad, la ciudad que vio nacer a Gordito, teníamos nuestro hogar. Un piso que compramos antes de casarnos, que creamos prácticamente desde cero. ¡Pasamos semanas durmiendo en un colchón en el suelo y con una caja de cartón como único mueble en nuestro salón!

Pero poco a poco fuimos construyéndolo juntos. ¡Recuerdo aquellos días con mucho cariño! Aquella pareja ilusionada aún no tenía ni idea de lo que le depararía el futuro y lo felices que iban a ser en aquel lugar.

Tantos recuerdos, tantos buenos momentos. También hubo muchos malos, aunque siempre juntos. Allí recibimos la noticia del embarazo de Gordito, allí sentí aquellas primeras contracciones que anunciaban su llegada. Todas sus primeras veces fueron entre aquellas paredes. En aquel lugar también nos enteramos que Trasto iba a venir a aumentar la familia. Sentí allí también sus primeras pataditas. Pero Trasto ya no nació en aquella ciudad ni en aquel hogar.

Se acaban de cumplir dos años desde que nos mudamos a nuestra ciudad actual. Decidimos darle un giro a nuestra vida y comenzar de nuevo en otro sitio, más cerca de la familia. Y no nos podemos quejar. Gordito está feliz aquí, y nosotros somos felices por ello. Aquí, finalmente, nació Trasto.

Y es aquí donde queremos estar. Y ahora hemos encontrado un lugar para los cuatro. Un nuevo hogar que esta vez sí albergará a toda nuestra familia. ¡No podemos estar más emocionados!

Y ahora… ¡la mudanza!

Sí, porque no todo es tan bonito ni tan perfecto. ¡Qué ahora toca mudarse! ¿Y qué tienen de emocionantes o divertidas las mudanzas? Ya os lo digo yo, que llevo unas pocas a mis espaldas: nada. Nada, absolutamente nada. Empaquetar todo, trasladarlo de un lugar a otro, limpiar, buscar, organizar, volver a ordenar… me da pereza el simple hecho de escribirlo.

Aunque esta vez no nos mudamos de ciudad ni de provincia como hace dos años y eso facilita enormemente las cosas. Pero aún así, y aunque con la anterior mudanza aprendimos a ser más minimalistas, ahora somos uno más en la familia. Y no uno cualquiera, es un Trasto que lo hace todo más difícil. Caja que encuentra, caja que decide vaciar para meterse dentro. ¡Mudarse con un niño de 19 meses complica el asunto!

Pero soy consciente de qué acabara pasando, y antes de que nos demos cuenta todo estará encaminado. No veo el momento de estar allí instalados.

Es por este motivo que estas últimas semanas estoy algo más ausente, puede que lo hayáis notado si me seguís en mis redes sociales. ¡No me da la vida para más! Espero que pronto todo vuelva a su cauce. ¡Esperadme!

mudanza cajas

Un nuevo comienzo

Está siendo un verano algo atípico. Hemos tenido el tiempo y la mente ocupada en este asunto. Pero por fin todo está saliendo bien, aunque aún queda mucho trabajo por hacer.

No veo el momento de convertir esa casa ahora todavía vacía en nuestro hogar, en el sitio dónde crecerán nuestros hijos. Quiero verla llenarse de sus risas, de sus locuras, de sus trastadas. Crear nuevos recuerdos juntos. Porque aunque no importa el sitio, siempre que estemos juntos, creo que podemos estar muy bien allí. Lo estamos deseando.

Mientras seguimos entre cajas, desorden y descontrol. ¿Sobreviviremos a otra mudanza? Os lo iré contando por aquí.

Si tenéis algún truco o consejo para no perder la cordura en la mudanza, ¡soy toda oídos!

 

 

Comparte

13 comentarios en “Un nuevo hogar…un nuevo comienzo

    • Muchas gracias!! Esperamos ser muy felices allí, en realidad estando juntos lo somos, el sitio es secundario, pero siempre hace ilusión estrenar casa! Un beso! Os contaré

  1. Me alegra un montón y también me da envidia de la sana☺️. Que me gustaría a mi poder mudarme a una casa con más espacio para los enanos. Consejo no te puedo dar ninguno, porque no me he mudado nunca jeje, pero si que tengas muchísima paciencia. Un besazo y felicidades.

    • Paciencia, creo que ahí está la clave, aunque al acabar el día nos queda ya poca y muchas cosas aún por hacer. En fin!! Pronto terminará. Te envidio por no haber sufrido ninguna mudanza jaja. Yo ya llevo demasiadas 😂

  2. Qué bueno que al final pudieras compartir con nosotros la buena noticia, María!
    Las mudanzas de novios se me daban de maravilla, jajajjaa. Luego compramos y vendimos la primera casa por traslado, con muebles incluidos, y ahora ni me planteo cambio de casa si no es por fuerza mayor. Me da pereza ordenar el armario de manualidades, así que como para algo de mayor envergadura 😅
    Ánimo, las mujeres somos hogar!

    • Muchas gracias por tu comentario y tus palabras! Aquellas mudanzas de solteros que fácil parecen ahora en la distancia jaja. Aunque hay que reconocer que estas son más complicadas pero también más divertidas. Un abrazo!

  3. Enhorabuena por haber encontrado vuestro hogar y con respecto a cómo hacer una mudanza con nenes…….creo que mejor espera a que se duerman jajajjaa si no …….es complicado.espero seáis súper felices en vuestro nuevo hogar

    • Muchas gracias!! Es que es complicado, así estamos, aprovechando cuando duermen o turnándonos mi marido y yo para estar con ellos mientras el otro va haciendo cosas. Qué remedio!! Algún día acabará jaja, ya os contaré. Un besazo!

  4. Paciencia, esa es la la palabra clave ya veras en cuanto menos te lo esperas vas a tener todo organizado. Y que seáis muy felices es vuestra nueva casa.

  5. Un nuevo hogar es sinónimo de un nueva vida, de un nuevo capítulo para escribir.
    Que lo disfrutes mucho. 🙂
    Y si necesitas decorar los suelos pásate por nuestra tienda online y descubre el abanico de alfombras artesanales y de comercio justo que tenemos.

Deja un comentario